Valerio apuesta por un cambio de las pensiones que prioriza a los autónomos

Magdalena Valerio, durante su discurso en un desayuno organizado por Europa Press. |FOTOGRAFÍA: EUROPA PRESS.

“Es fundamental reforzar el equilibrio financiero del sistema. Hay que quitarle presión al sistema e inyectarle algún ingreso más”. Así lo aseguró Magdalena Valerio este lunes en un desayuno organizado por Europa Press. En su discurso, la ministra de Trabajo recordó que, aunque con el impuesto de transacciones financieras se prevé recaudar 850 millones de euros, “no vale sólo con eso”. Por ello, apostó por reordenar ingresos y gastos, de modo que el Estado pagaría políticas sociales (2.500 millones €).

En su intervención, Valerio anunció que los beneficiarios de las pensiones recibirán una paga compensatoria a comienzos de 2019 debido al incremento del 1,6% de este año respecto al IPC real de diciembre, que el Gobierno prevé del 1,9%. Cada décima de desviación de la subida aplicada sobre la inflación de diciembre implicará un coste de 128,6 millones de euros. Esto significa que en 2019 la desviación de precios costará 386 millones de euros, detalló.

La ministra explicó también que el Ejecutivo está trabajando en un acuerdo para incrementar las cotizaciones de los autónomos en 2019, a cambio de mejores prestaciones. Este acuerdo, dijo, “no se improvisa: hay que cruzar millones de datos, de cotizaciones sociales y documentos tributarios”. En dicha reforma “se va a dar prioridad a la propuesta dirigida a los autónomos, cotizando según ingresos reales, y un trato diferenciado a aquellos que tienen ingresos por debajo del salario mínimo”, anunció Valerio.

El objetivo del pacto es que “con una contribución al sistema más adecuada, los autónomos generen más y mejores prestaciones, y su esfuerzo se acerque al de los trabajadores por cuenta ajena”, analizó. Por otra parte, la ministra afirmó que España debería llegar a 2022 o 2023 con el sistema de pensiones saneado. En este sentido, pidió no tener una “visión catastrofista” de la Seguridad Social aunque el Fondo de Reserva esté “bastante tocado” y el sistema, “endeudado”, admitió.

“El problema lo tenemos para afrontar el pago de las pensiones extraordinarias de junio y diciembre”, por lo que “tenemos que apostar por más empleo, de más calidad, más salarios, cotizaciones y más personas trabajando”, subrayó Valerio. A pesar de ello, destacó que son cerca de 19 millones de personas las que trabajan y cotizan en nuestro país, gracias a las cuales se pagan las pensiones.

La ministra anunció también su intención de llevar a cabo algunas medidas, como los permisos de paternidad de ocho semanas. “Tenemos preparada una batería de medidas que irá en presupuestos o por decreto”, aseguró.