Toyota se sube al carro de los vehículos autónomos

Toyota se sube al carro de los vehículos autónomos

Cinco años, 50 millones de dólares para conseguir un coche autónomo. Esa es la inversión que ha anunciado la marca de fabricación de automóviles Toyota y el tiempo destinado para lograr una tecnología capaz para poner en marcha los vehículos autónomos, sin necesidad de conductor.

Y es que el interés por este tipo de vehículos es cada vez mayor, sobre todo tras conocerse tecnología capaz de llegar a ese fin, de ahí que Toyota no quisiera quedarse al margen y ha indicado que invertirá 50 millones de dólares para este fin.

Para ello ha firmado un acuerdo de colaboración con el MIT y Stanford, dos grandes universidades que se encuentran ya trabajando en este asunto, contratando también a Gill Pratt, un desarrollador de sistemas para vehículos autónomos en estas dos instituciones y que ayudará a desarrollar vehículos de uso real y práctico para civiles.

Toyota se suma así a otros fabricantes que han mostrado su interés en este tipo de vehículos, como Google, cuyo coche autónomo fue el titular de muchos diarios en los pasados meses.