Bancos españoles van a por las criptomonedas

Los inversores españoles no están libres de la fiebre por el bitcoin, a la que se le han ido añadiendo algunas otras criptomonedas de las miles que existen. De ahí que cada vez más proyectos conectados con las monedas digitales se están desarrollando en la actualidad.

Los desarrolladores de estas iniciativas vienen de diferentes áreas del mundo de las finanzas, tales como empresas, emprendedores, bancos y otras entidades financieras que hoy se interesan en las criptos.

Los bancos del mundo están tomando medidas y creando opciones muy interesantes para que sus clientes puedan operar especialmente con la moneda digital más famosa. De hecho, el JP Morgan ha hecho una recomendación sobre la inclusión del bitcoin en las carteras de inversiones múltiples para todo tipo de cliente.

El Banco Central Europeo (BCE) no quiere quedarse al margen de esta tendencia, y sus expertos trabajan de manera acelerada para lanzar el euro digital, al menos en la primera fase de prueba.

BCE y su euro digital

La fase de prueba del euro digital tendrá lugar en algunas ciudades europeas. El Banco Central Europeo se igualaría así a otros bancos centrales que están creando versiones digitales de sus propias monedas, tal y como se puede ver en la información recobida sobre este tema para España en Yuan Pay Group España, o nuevas criptos.

De acuerdo con las nuevas autoridades del BCE, pasarán varios años (aproximadamente cuatro o cinco) antes de que todos los europeos puedan utilizar el euro digital con tanta confianza y seguridad como lo hacen ahora con el euro tradicional.

Según las mismas apreciaciones de los miembros directivos del BCE, esta moneda digital se diferenciará de otras porque el banco más importante de Europa será el que ponga los límites, monitoree los controles y determine las características técnicas.

En el BCE afirman que ofrecerán dinero fiable, por lo que los bancos de cada región serán claves para poner en marcha el uso del euro digital. Esta aclaración surge para explicar que el BCE no ofrecerá ningún tipo de servicio relacionado con el euro digital, eso lo dejan para los bancos comerciales.

Otro de los puntos que esclarecieron desde el BCE es que este euro digital no va a suplantar al que se utiliza en la actualidad, sino que va a acompañarlo como una opción para los usuarios que, por ejemplo, prefieren soluciones de pagos rápidas.

A pesar de las advertencias de algunas otras instituciones financieras que analizan este proyecto sobre si realmente sería un beneficio tener un euro digital, los mercados han dado respuestas positivas y existe mucho interés al respecto.

Aclaraciones necesarias para no crear dudas

Algunas de las aclaraciones mencionadas anteriormente se repiten en las plataformas de noticias, lo que es muy positivo para no sembrar dudas innecesarias entre los usuarios particulares y las empresas.

La más importante es la que aclara que el euro digital no será la única moneda, sino que complementará a las monedas y billetes tradicionales del euro para facilitar cualquier situación de pago que se presente.

¿Qué otras monedas tendrán su versión digital?

De acuerdo con las últimas noticias, hay varios países que están planeando desarrollar una versión digital de su moneda nacional, además de los mencionados anteriormente.

De acuerdo con un informe realizado por el dGen (grupo de expertos holandeses en una asociación sin fines de lucro), dentro de diez años aproximadamente habrá al menos de 3 a 5 naciones importantes que estarán utilizando una versión digital de su moneda.

Un ejemplo de esta situación futura puede ser el desarrollo que parece estar ya en marcha de la e-krona en Suecia, en donde planean que la mayor parte del país pague online para el 2025.