El marketing de contenidos es, más que vender, ayudar al usuario a resolver sus problemas

El marketing de contenidos es más que vender, ayudar al usuario a resolver sus problemas

El marketing de contenidos siempre ha existido, pero ahora es mucho más fácil hacer que nuestros contenidos sean accesibles para la gente. Esto ha facilitado que muchos negocios nacieran prácticamente de la nada, gracias a una o más personas con conocimientos suficientes para prestar un servicio o ayuda a la sociedad que resuelva un problema a través de su blog.

Las personas están dispuestas a pagar para que le resuelvan problemas, pero tienes que entender la importancia del marketing de contenidos para atraer a tu público. No es posible el tráfico sin contenidos, ni es posible la conversión sin tráfico, aunque el tráfico no es un ingrediente suficiente para ayudarte a conseguir conversiones.

El error de muchos negocios online

Muchos negocios arrancan en Internet con mucha ilusión, convencidos de que la red es suficiente herramienta para darse a conocer. Sin embargo, es fácil encontrarse con tiendas online y páginas web de servicios que nunca acaban de arrancar debido a un error en la estrategia de content marketing, o directamente, a la ausencia de un presupuesto y el uso de las técnicas adecuadas para la adquisición y conservación del tráfico.

El mero hecho de crear una tienda online no te va a permitir conseguir un suficiente volumen de ventas al poco tiempo. Influirán toda una serie de factores, desde la inversión que has realizado un publicidad online hasta el volumen de páginas de las que dispones, cómo están posicionadas esas páginas y toda una serie de factores e-commerce que facilitarán o complicarán la compra, empezando por un desarrollo web adecuado y la aplicación de técnicas WPO (Web Performance Optimization).

Tanto en e-commerce como en la venta de servicios online hay que controlar todos los aspectos del negocio, empezando por una buena propuesta de valor. No obstante, el marketing de contenidos será una de las piezas clave que habrá que aprovechar si queremos que nuestro negocio venda.

¿A qué nos referimos con el marketing de contenidos?

Cuando hablamos de marketing de contenidos, no estamos hablando solamente de un blog. Esa es una de las herramientas que debemos utilizar en nuestra estrategia, alrededor de la cual girarán otros muchos elementos. Pero también lo son las siguientes piezas de contenido:

  • Un newsletter
  • Una serie de video-tutoriales en Youtube
  • Un podcast
  • Un curso gratuito por e-mail
  • Una revista en papel
  • Imágenes, frases o ideas propias que compartes a través de las redes sociales

Se trata de que la startup apueste no simplemente por los canales de publicidad tradicionales, sino por una forma de captación de clientes mucho menos intrusiva, más eficaz, más elegante y más atractiva para el propio cliente, en cuya satisfacción está enfocada toda la estrategia de content marketing.

Empieza a producir contenidos propios

Otro de los grandes problemas a los que se enfrentan los negocios online es la carencia de contenidos propios. Es decir, es muy común ver tiendas o páginas web de empresas que utilizan las redes sociales única y exclusivamente para compartir contenidos de otras páginas, a veces de blogs del sector, pero no de contenidos de producción propia, lo que es indispensable para posicionar bien una web.

Para no caer en esto, otras páginas se van al otro extremo y solamente publican contenidos internos, pero que son absolutamente publicitarios y no se enfocan en la necesidad del cliente, sino en la necesidad de la empresa de vender.

Este tipo de publicaciones sirve a veces para atraer a un comprador con intención de efectuar una compra en las próximas horas, pero la realidad es que, de todo el tráfico que recibes, la gran mayoría de clientes no va a comprar inmediatamente.

El marketing de contenidos te ayuda a:

  • Captar la atención de esa gran cantidad de clientes potenciales, pero que todavía no han tomado su decisión de compra.
  • Resolver las dudas que asaltan a esos clientes antes de realizar una compra.
  • Enseñar a usar el producto, aportar formación para el manejo de productos complejos, logrando una mayor satisfacción del cliente.
  • Suscitar interés por productos o servicios relacionados que pueden ayudarle a resolver mejor su problema.
  • Conseguir que interactúen con la marca y saquen una buena impresión, lo cual es el primer paso para lograr su confianza.
  • No solamente conseguir un cliente, que compra y se va, sino fidelizarlo a través de un servicio postventa en el que fluye información constante a través de tu blog, newsletter y redes sociales.

Por tanto, no estamos haciendo marketing de contenidos cuando compartimos y compartimos contenidos de otros sin límite ni equilibrio. Compartir ayuda a generar relaciones, pero como en toda relación, debe haber reciprocidad. Si creas contenido propio, los demás tendrán algo tuyo que compartir.

Tampoco estamos haciendo marketing de contenidos cuando nos dedicamos solamente a difundir los productos de nuestra tienda en nuestras redes sociales, con un mensaje en mayúsculas que dice: “COMPRA ahora”. O cosas por el estilo.

Todos podemos hacer que la red sea un sitio que aporte información útil y veraz a los usuarios, enfocada en resolver problemas. Al fin y al cabo, es lo que verdaderamente importa si realmente quieres vender y uno de los factores esenciales que te ayudará a mejorar tu marca y llegar al público adecuado.

¿Y tú, qué piensas del marketing de contenidos? ¿Qué importancia le das al content marketing en la estrategia de crecimiento de tu negocio? Cuéntame tus impresiones en los comentarios.

Periodista y redactor web, enfocado en marketing y tecnología. Con los años he aprendido que la iniciativa, la creatividad y el esfuerzo diario te ayudan a conocer mejor la realidad. Y sólo conociendo la realidad es como puedes contarla bien.

No hay comentarios

Dejar respuesta