Necesitas dedicarle tiempo a tu negocio online

Necesitas dedicarle tiempo a tu negocio online

Parece una obviedad, pero os sorprendería conocer el número de tiendas online y blogs que dejan de funcionar por falta de tiempo para gestionarlas.

Si decides, o estás inmerso ya, en una aventura emprendedora dentro del ecommerce, ten en cuenta que no todo es lo que parece y que tras las luces de los emprendedores de éxito hay multitud de horas de trabajo invertidas que hay que tener en cuenta.

Un negocio online implica principalmente:

  1. Mantenimiento de la plataforma web y la tecnología

Tanto si te tienes que encargar tú, como empresas prestadoras de servicios, es tiempo de gestión que tendrás que tener en cuenta. Contratación y renovación de dominios y servidores, servicio técnico, ERP y CRM

  1. Acuerdos con proveedores y partners

Tanto si eres fabricante como si no. Necesitaras productos finales, materias primas, suministros,… Además de suministrar un catálogo de productos lo suficientemente atractivo para tus clientes, en precio, forma, y variedad. Y todas estas labores comerciales son  las que en muchos casos suelen llevar más tiempo, con un bajo porcentaje de materialización. Aquí debes intentar ser lo más eficaz posible.

  1. Creación de contenido

En redes sociales, blog, resto de la página web, gestión de influencers, relación con las marcas, es decir, todo lo necesario para mejorar la reputación online y offline de tu negocio online

  1. Marketing online

Promociones, eventos, posicionamiento orgánico en buscadores, gestión de anuncios, banners, optimización de la web,… Mejor no sigo que mi idea no es agobiarte, sino mostrarte un mundo de posibilidades. Si no sabes de lo que hablo, lo mejor es que te pongas en contacto con profesionales en este campo, y que te asesoren.

  1. Atención al cliente

A través del chat de la propia web, redes sociales, correo electrónico, llamadas o incluso mensajes de WhatsApp cualquier cliente podrá contactarte, por lo que debes estar atento, y gestionar cualquier comunicación en el momento, o en un plazo no muy demorado en el tiempo.

  1. Venta del propio producto

Venta del propio producto (que en el caso del ecommerce está automatizada, pero hay que estar pendiente) o prestación del servicio ofertado. Lo que viene siendo tu actividad principal. No te dejes llevar por las tareas administrativas del día a día, y recuerda que este es el objetivo final.

  1. Facturación

En este punto no hay nada que explicar más allá de la gestión de cobros y pagos, y que trates de respetar los plazos acordados. Si no lo haces, puede generar situaciones de estrés, y tu ánimo es lo más importante para la buena marcha del negocio.

  1. Gestión de los empleados

O freelance colaboradores si es que los hubiera, de tal forma que conozcas sus fortalezas y debilidades, y sepas sacar provecho de sus aptitudes para hacer más eficientes los procesos, y más competente el negocio en su conjunto.

  1. Envío de los productos, devolución, y cambios

Y no sólo eso, sino respetando los plazos con los que te comprometes en tu página web. Ten mucho ojo con este punto, y si subcontratas en este servicio, pon especial atención en la calidad y profesionalidad. Este factor suele ser una de las cuestiones de las que más se quejan los compradores cuando no reciben buen trato, y que por tanto, si no sabemos gestionarlo bien irá en contra de nuestra reputación.

  1. Pago de impuestos y una serie de obligaciones legales en torno al negocio

El mayor miedo de todo emprendedor: convertirse en autónomo. Tranquilo, no están difícil como lo pintan. Sólo necesitarás ponerle un poco de empeño al principio y mantenerte actualizado cada mes. A día de hoy hay multitud de centros de apoyo a emprendedores, por lo que no te resultará difícil encontrar a quien consultar las dudas que te surjan, incluso de forma gratuita.

  1. Pensamiento estratégico

No se puede ser el ejecutante y el pensante constantemente (algunos incluso dicen que estos roles deberían repartirse entre los socios de la empresa) Hay que pararse y analizar qué es lo que estás haciendo, por qué, y si podrías mejorarlo. También en todas esas cosas que te gustarían hacer en un futuro, pero que nunca encuentras momento para sentarte y comenzar a darles forma en el papel. Bueno, pues ten en cuenta.

  1. Y es recomendable dormir, comer y esas cosas que aún te mantienen como condición de ser humano

Ponte un horario de descanso y de comida, y trata de respetarlo lo máximo posible. A tu cuerpo le gusta la rutina, y si lo respetas, conseguirás mantener la energía durante toda la jornada para sacar el máximo rendimiento.

  1. Tampoco olvides de relacionarte con tu familia y amigos

Ellos son los que te aportan estabilidad y felicidad, y tanto si el negocio va bien como va mal, siempre te acompañaran, por lo que mimales y recuérdales siempre que puedas lo importantes que son para ti.

Ya tienes trabajo. Pon todo esto en un papel, y crea tu timetable, ¿ves como para que un negocio sea exitoso no se le puede dedicar 1 ó  2 horas al día?

Además, ten también en cuenta que hay multitud de tareas que no están contempladas, y que dependerán del tipo de negocio.

Y sobre todo, piensa que los primeros años todo te costará más porque es la primera vez que te encuentras con ello. Quizá el truco sea que no emprendas desde cero…

No hay comentarios

Dejar respuesta