Dos jóvenes andaluces importan a España el ‘sueño americano’ emprendedor

El hecho de que jóvenes estudiantes abandonen España en busca de oportunidades de trabajo en el extranjero se ha ido convirtiendo en una constante que se hace difícil de revertir. Para colmo, la pandemia actual por el COVID-19, ha acrecentado el grado de timidez en la población ante la incertidumbre económica que se cierne de manera inmisericorde sobre los emprendedores de nuevo cuño.

Pero hay excepciones que confirman la regla. Hay casos que abren un atisbo de esperanza para encontrar oportunidades en el mundo que rodea a toda alma emprendedora.

En el sector de las bebidas, Víver Kombucha, empresa auspiciada por dos ingenieros industriales andaluces que se formaron en la Politécnica de Madrid, se ha adaptado a la situación desde el inicio de sus actividades comerciales en marzo de 2020, pese a factores tan en contra como la declaración de un estado de alarma que obliga al confinamiento de los ciudadanos.

Con la experiencia laboral adquirida en Estados Unidos y el aprendizaje de distintos mercados y tendencias, el gaditano Rául de Frutos y el granadino Fernando Martín, dos emigrantes andaluces, traen a España, en concreto a Granada, una fórmula propia basándose en los mayores expertos en kombucha de aquel país.

Según explican a TodoStartups los fundadores de esta startup, su objetivo es que en España se adopten “nuevos hábitos en el consumo de bebidas”. Pretenden ofrecer a los consumidores “una bebida saludable que puedan disfrutar en cualquier ocasión” y que sustituya a las bebidas alcohólicas y azucaradas.

La receta de kombucha, según cuentan a TodoStartups, se compone de cuatro ingredientes: té, agua, azúcar de caña ecológico y una simbiosis de levaduras y bacterias (scoby) que actúa como una especie de masa madre para iniciar el proceso de fermentación. A continuación, se realiza una segunda fermentación con ingredientes naturales para conseguir diferentes variantes del producto.

Está hecha de forma artesanal para llegar a una bebida con finas burbujas, cargada de probióticos naturales que ayuda a la digestión y a reforzar el sistema inmunológico, como explican a TodoStartups.

Víver Kombucha ha logrado llegar a más de medio millar de establecimientos repartidos por la geografía española, distribuyendo, mensualmente, más de 10.000 envases de vidrio, favoreciendo la reutilización y acercando el producto a través de la venta por Internet.

Esta bebida, original de la cultura china y que tiene más de 2.000 años de existencia, es conocida como el “elixir de la salud inmortal”. En 1956, los ensayos realizados con conejillos de Indias por el médico ruso N. M. Ovchinnikov, arrojaron las bondades de la kombucha: se comprobó que retrasa el desarrollo de la tuberculosis. Lo que se dice un ‘saludable emprendimiento’.