Famaex, el ‘cabify’ del facility management

Reconocen seguir el modelo abierto por compañías como Cabify o Uber, pero la pregunta se contesta sola ¿por qué no replicar lo que funciona y con éxito? Lo de Famaex es el facility management, un sector que aseguran estar revolucionando con su plataforma tecnológica, por medio de la que cualquier empresa o gestor de inmuebles, en sólo unos clicks, puede solicitar o programar cualquier servicio: fontanería, electricidad, cerrajería, maquinaria de hostelería, etc.

“Con hambre”, y con solo dos años de vida. Así definen los fundadores del equipo de Famaex el espíritu de la startup: con hambre de renovar el sector del facility management. Un sector que, según datos públicos supone más de 50.000 millones de euros anuales, explican sus promotores en una nota de prensa.

“Todo inmueble o local comercial requiere servicios de mantenimiento y reparaciones en algún momento. Para eso estamos. Hemos desarrollado una potente sin importar la hora o el lugar, y nosotros nos encargamos de todo”, afirma Enrique Criado, cofundador y CEO de la empresa.

Son “en especial los clientes de tamaño mediano multi-punto, como grupos de restauración, gestores de inmuebles, cadenas de tiendas, clínicas, etc., los que necesitan soluciones ágiles y sencillas, que les permitan reparar un aire acondicionado o una tubería en cualquiera de sus locales, en el mismo día, y a buen precio. Hasta ahora no existía ninguna solución eficiente”, agrega Esteban Torres, cofundador y director de Ventas de la plataforma.

Famaex ofrece a sus clientes una gestión integral del mantenimiento y reparación de sus locales por medio de la combinación de una gran red de profesionales por toda España, un equipo de expertos en mantenimiento y operaciones y una innovadora plataforma tecnológica que da soporte a todas las operaciones.

Su equipo ha empleado más de dos años en el desarrollo tecnológico, ha firmado acuerdos con más de mil profesionales, auditados y homologados, y ha invertido el capital levantado en varias rondas de financiación con la visión de darle la vuelta a un sector que, hasta ahora, no era capaz de ofrecer una solución ágil que se adaptase a empresas con varios locales o puntos de venta en las que al propio mantenimiento había que sumarle el reto logístico y burocrático de gestionar muchos locales en diferentes puntos del país.