CaixaBank ‘toma el control’ de Bankia

Inauguración de la nueva oficina de Caixa en la Avda. Sinforiano Madroñero en Badajoz.

CaixaBank es desde este viernes la entidad única resultante de la fusión acordada en su momento con Bankia, cuya marca desaparecerá progresivamente en los próximos meses. Los clientes de Bankia ya están siendo avisados por los canales habituales sobre los cambios que podrían sufrir en adelante. El mensaje que se transmite de momento a la pregunta genérica de qué le va a pasar a partir de ahora y que se puede encontrar en su web es difusa y se limita a que se le avisará con tiempo de cualquier cambio.

“En los próximos meses, lo más importante es que no habrá ningún cambio para los clientes de Bankia. Puedes seguir acudiendo a tu oficina, cajero y seguir operando con normalidad a través de la banca online y app. Tampoco habrá cambios en las condiciones de tus productos”, se afirma en la web corporativa. Un mensaje tranquilizador que, sin embargo, se acompaña de este aviso: “Puedes estar tranquilo. Te mantendremos informado de todos los cambios en todo momento“. Porque cambios en algunas condiciones de productos contratados podría haber, según fuentes consultadas en la entidad por TodoStartups. Se verá.

Una de las preocupaciones es, sin lugar a dudas, la de los accionistas, los principales inversores. Bankia explica que sus acciones se convertirán en acciones de CaixaBank, según la ecuación de canje aprobada en diciembre de 2020 por las Juntas Generales Extraordinarias de Accionistas de ambas entidades.

Así, las nuevas acciones de CaixaBank procedentes del canje estarán depositadas en el mismo expediente de valores donde estaban depositadas las acciones de Bankia. En este sentido, lo previsto es que el primer día de negociación de las nuevas acciones de CaixaBank en las Bolsas de Valores españolas sea el 29 de marzo de 2021, el próximo lunes.

Las acciones se canjean automáticamente. Los accionistas de Bankia, se detalla en una infografía, convertirá a a los hasta ahora accionistas de Bankia en accionista de CaixaBank, donde 1.000 acciones Bankia equivalen ya a 684 acciones de CaixaBank.

Todo el proceso, rematado esta semana que acaba, también ha sido bendecido por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital. La solicitud de la operación de fusión fue presentada el pasado 14 de octubre por parte de las entidades participantes, fecha en la que se acordó solicitar los informes preceptivos a los organismos correspondientes.

La aprobación de la operación se produce recibidos dichos informes sin objeciones del Banco de España, del Servicio Ejecutivo de la Prevención de Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (SEPBLAC), de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), y de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, de conformidad con lo establecido en la disposición adicional decimosegunda de la Ley 10/2014, de 26 de junio.

Asimismo, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), con fecha 23 de marzo de 2021, ha autorizado la fusión por absorción de Bankia por parte de Caixabank, subordinada al cumplimiento de los compromisos presentados por parte de esta entidad.

Una vez recibidos todos los informes y tras el visto bueno de la CNMC, mediante Orden Ministerial se dio autorización esta semana a la fusión de ambas entidades. El Estado, como accionista de Bankia, pasará a tener una participación del 16,1% en el capital de Caixabank, una vez completada la operación.

 

Luis Miguel Belda
Director de Comunicación en la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA) y Redactor jefe en TodoStartups