Los neobancos gustan más a los clientes que los tradicionales, aun con reservas

Los neobancos tienen hoy por hoy una clasificación más alta en satisfacción del cliente que los bancos tradicionales, de un 88% frente al 69%, si bien un porcentaje no menudo, casi el 65%, no considera los neobancos tan de confianza como los bancos “tradicionales”, de acuerdo con el análisis que hace Money Transfers de una encuesta de YouGov de 2021.

Con todo, los neobancos, entidades que tienen en lo digital su campo de acción y se destacan por eludir las comisiones, se han convertido en un referente para muchos ciudadanos, como es el caso de Metro Bank, Virgin Money, Monzo, Starling Bank o Revolut.

Nacieron al albur de la crisis de 2008, y su uso, de acuerdo con el análisis que hace Money Transfers, es creciente, como es el caso de Starling Bank, que recibió 5 estrellas sobre 5 por su servicio al cliente, comunicación, transparencia en el cobro de comisiones, gestión de reclamaciones y funcionamiento de la aplicación, con una calificación general de satisfacción del cliente del 88%. Monzo y Revolut también lograron altas puntuaciones en áreas similares y recibieron 82 y 77% de satisfacción del cliente, respectivamente.

A pesar de todo, existe un porcentaje de potenciales usuarios que todavía manifiestan ciertas reticencias ante los neobancos. Money Transfer se fija en Reino Unido, país donde el 74% de las personas afirma que es seguro administrar su dinero en línea, por delante de Francia y España (70%), Estados Unidos (57%), Alemania (56%) o Hong Kong (53%).

Bien, pese a ello, solo el 17% de las personas encuestadas por YouGov en Reino Unido, el país más ‘entregado’ a los neobancos, señalan que los neobancos son “tan de confianza como los otros bancos”, los tradicionales, aumentando ligeramente al 25% entre los jóvenes de 18 a 34 años. Y todo ello pese a que el 29% admitían que los neobancos ofrecen “productos y servicios verdaderamente innovadores”, sensación compartida por el 58% de las personas en la citada franja de edad.

Los analistas de Money Transfers encuentran entre las respuestas a las dudas de los clientes la volatilidad de ciertas entidades financieras en los últimos años y el resquemor suscitado durante la pandemia, que llevó a la mayoría de ciudadanos a entregarse a sistemas y entidades cuya solidez esté más que demostrada.

La pregunta, por tanto, surge sola: ¿Tienen futuro los neobancos? Los observadores de Money Transfers apuntan que “siempre que los clientes realicen operaciones bancarias con un retador que esté debidamente regulado y suscrito a un esquema de protección financiera, la crisis de confianza está fuera de lugar”. Añaden que “es probable que los bancos que sobrevivan aumenten en número de clientes y ganen confianza durante la próxima década, a medida que su reputación del ‘boca a oreja’ vaya aumentando”.