El austríaco Josef Aschbacher, nuevo director general de la ESA

Foto: ESA. Jan Wörner, actual director general de la ESA y Josef Aschbacher, futuro director general

“Democrático, muy claro y transparente”. Así es como ha definido su elección el nuevo director general de la ESA, Estación Espacial Europea, el austríaco Josef Aschbacher. Los 22 miembros que conforman en consejo han sido los encargados de elegir a la persona que asumirá el liderazgo el próximo 1 de julio en sustitución del alemán Jan Wörner, máximo dirigente del organismo desde el 2015. El ministro español de Ciencia, el exastronauta Pedro Duque, postulaba como candidato también al puesto.

Aschbacher era, hasta ayer que fue su nombramiento, el director de programas de Observación de la Tierra en el seno de la ESA y afirma en el encuentro virtual que tuvo con los periodistas, “me siento muy honrado. Es un desafío grande y nuevo para mí. Hay mucho en juego para el sector espacial en Europa. Estoy deseando empezar y aportar lo mejor de mis capacidades”.

Tras asumir el cargo, el futuro director publicará un documento titulado “Agenda de la ESA 2025” que describe su visión y sus prioridades. No quiso dar detalles del documento, pues considera que “hay que espera hasta la posesión del cargo”.

Prioridades de la ESA con Aschbacher

Las relaciones entre la Unión Europea y la ESA, de la que forman parte miembros no comunitarios como Reino Unido, Suiza y Noruega, será la prioridad para el nuevo director austríaco cuyo objetivo es conseguir un desarrollo óptimo. “La relación entre la ESA y la UE, en general, creo que es un aspecto muy importante”, insistió el austriaco.

Navegación por satélite Galileo y gran parte del programa de observación de la Tierra de Copérnico son algunos de los programas financiados por la Unión Europea unido con la ESA.

Eficiencia del organismo también estará en la lista de objetivos a corto plazo, pues la comercialización y privatización de las actividades espaciales está cobrando más fuerza. Su objetivo es “intensificar” los esfuerzos iniciados por Wörner para promover el crecimiento de la industria espacial europea.

“A veces la gente dice: ‘¿Por qué Europa no tiene un SpaceX? ¿Por qué Europa no tiene un Planeta?'”, dijo. “Esto es algo que tenemos que investigar. Tengo algunas ideas de cómo se puede hacer, pero no quiero profundizar en este punto”.

Agenda del 2021 para la ESA

Cuatro años de mandato son los que ha de afrontar Aschbacher con una agenda en la ESA para el 2021 marcada por el primer vuelo del lanzador Vega C y el viaje a la estación espacial internacional (EEI) del astronauta francés Thomas Pesquet. Ambos en el segundo semestre.

El lanzamiento del telescopio James Webb, sucesor de Habble y al viaje a la EEI de Matthias Maurer por primera vez, serán los objetivos del cuarto trimestre. Wörner, presente en la presentación del 295th Consejo de la ESA añadió que “el espacio es el mejor ejemplo de la coordinación global”.

Asimismo, desveló que la agencia tiene como reto la selección de nuevos integrantes del cuerpo europeo de astronautas. “Todo el mundo envejece cada vez más”, dijo. “Es hora de buscar nuevos astronautas”.

Igualmente, el actual director dijo que trabajaría estrechamente con Aschbacher en la transición del liderazgo. “Confío en que Josef hará lo mejor para la ESA”, dijo, pero añadió que tenía la intención de permanecer en el puesto hasta el final de su mandato el 30 de junio. “Mi contrato termina el 30 de junio del año que viene, y estoy listo y ansioso por cumplir mi mandato”.

Jonh Aschbacher, que ingresó en la ESA en 1990, trabaja desde 2014 en proyectos de observación terrestre de la organización y que coordina con las actividades espaciales de 22 países. Ahora tiene unos nuevos desafíos que afrontar con el nuevo mandato.