Los videojuegos, un sector que sigue en alza y que “no solo entretiene”

sdr
Algunos de los ponentes durante la presentación del Libro Blanco del Desarrollo Español del Videojuego 2017, este jueves en Madrid. | FOTOGRAFÍAS: Alberto Orellana

“Los videojuegos no solo entretienen, sino que pueden servir para cosas tan importantes e interesantes como la educación o la sanidad”. La frase es de Javier Rodríguez, vocal de la junta directiva de la Asociación Española de Empresas Productoras y Desarrolladoras de Videojuegos y Software de Entretenimientos (DEV). Rodríguez hizo, junto al presidente de DEV, Luis Quintans, y diversas personalidades políticas un repaso a los principales resultados del Libro Blanco del Desarrollo Español de Videjouegos 2017, presentado este jueves en Madrid. [Consulta el documento aquí]

El directivo de DEV expuso en las instalaciones del ICEX, España Exportación e Inversiones, la parte estadística de un sector que sigue en alza en facturación y distribución, aunque tiene que seguir enfrentándose a retos como la financiación, creación de empleo o problemáticas como la igualdad de género.

“Desgraciadamente es un reflejo de la sociedad” dijo Rodríguez sobre este problema, que también trataron los secretarios de Estado en sus intervenciones. “Y no es consuelo” que ocurra lo mismo en países de nuestro entorno, como Francia, que apenas cuenta con un 15% de puestos directos del sector ocupados por mujeres. En España “dejamos fuera casi a un 44%” de ellas en el sector del videojuego.

Entre las tendencias del mercado, el Libro Blanco apunta en su cuarta edición al aumento de los denominados ‘serious games’ (que no buscan simplemente el entretenimiento). Según el estudio una de cada cinco empresas desarrolla este tipo de contenidos sobre temas como la educación (68%), la sanidad (35%) o la cultura (24%).

A pesar de haber descendido por primera vez el número de empresas y estudios, legalmente constituidos, dedicados al desarrollo de videojuegos (de 480 en 2016 a 450 en 2017), ese no es uno de los principales problemas del sector, según Rodríguez.”Tampoco afectará mucho” a un sector con 130 empresas a la espera de constituirse y que representa un “mercado muy joven”.

dav
Javier Rodríguez, vocal de DEV, durante su exposición de los datos del Libro Blanco 2017. | Foto: Alberto Orellana

El de los videojuegos es un sector “muy polarizado” de “microempresas” (el 47% tiene menos de cinco empleados) que busca ser una PYME. Pese a esa caída de entidades registradas, la facturación ha ido creciendo desde 2015, y “Lo va a seguir haciendo hasta 2020”, señaló el vocal de DEV.

En empleo del sector tampoco ha dejado de crecer en los últimos años, superando actualmente los 10.000 puestos entre trabajo directo, indirecto y freelance. “Es un sector muy cualificado”, apuntó Rodríguez, apoyándose en el 64% de personal con estudios superiores. Y, a pesar de ello, casi la mitad (47%) tienen menos de 30 años o entre 30 y 45 (49%).

Geográficamente, Madrid y Cataluña polarizan la concentración mayoritaria de empresas de este tipo, siendo esta última quien despunta en 2017 con un 27,% de ellas, apenas un 1% por delante de la capital española.

La financiación, uno de los retos del sector, refleja que casi todo el dinero que los estudios desarrolladores reúnen para iniciar su andandura comercial viene de capital propio (92%). Un tema que trajo un interesante debate gracias al informe ‘Las 3D de la Financiación de Videojuegos‘ presentado durante el evento.

El sector de los videojuegos tiene una vocación internacional, lo que intensifica su valor emprendedor, ya que prácticamente todos los juegos se producen en inglés y “la gran mayoría se venden fuera”, además de en España, como señaló Rodríguez.