¿Puede la tecnología Blockchain amenazar los modelos actuales de negocio?

¿Puede la tecnología Blockchain amenazar los modelos actuales de negocio?El mundo financiero y empresarial está en continuo movimiento, se adapta a las necesidades del sector, a las nuevas modas, a las nuevas tecnologías, cambiando los formatos dependiendo de los gustos del consumidor y de las funcionalidades de los nuevos dispositivos.

La prueba de este movimiento se ha visto, recientemente, en la incursión de las redes sociales en el panorama empresarial, que han revolucionado no sólo la comunicación y la información, sino también la manera de contactar con clientes o de hacer campañas de marketing.

Pero este es el presente. La pregunta es, qué pasará en el futuro. Y la respuesta pasará seguramente por una nueva tecnología que está revolucionado el sector. Se trata de la tecnología blockchain o cadena de bloques como se denominaría en castellano, que es la base de la moneda virtual bitcoin que ha cambiado el concepto del valor del dinero.

¿Qué es la tecnología blockchain, en qué se basa y cómo puede cambiar la manera en que concebimos el mundo?

Actualmente estamos utilizando un sistema centralizado a la hora de realizar las transacciones electrónicas, pero siempre se utiliza una moneda determinada, como el euro, expedido por un banco o entidad financiera en la que ambas partes confían. Pero en el caso de la moneda virtual, la situación cambia, ya que no hay un intermediario como los bancos que la emite, sino que se basa simplemente en el concepto de que el consenso crea la verdad.

La moneda virtual se basa en la tecnología blockchain, en la que participan varias personas, llamadas nodos, que guardan en sus ordenadores o servidores una copia de una especie de libro contable. En este libro se anotan cada movimiento en bloques, que van enlazándose entre ellos. La clave es que una vez anotado el movimiento, no se puede modificar ni se puede añadir nada delante de ello, evitando así posibles trampas en el sistema.

Cualquier cambio que no está autorizado, se notifica y se comprueba por los participantes, que pueden rechazar o aceptar el cambio, siendo la premisa la del consenso, si uno no está de acuerdo, no se aprueba.

Los expertos coinciden en que este sistema descentralizado es más transparente que el actual centralizado que tenemos, ya que cualquier modificación se puede ver y se necesita de la aprobación de los movimientos por diferentes partes.

Además, explican que esta tecnología basada en un sistema de encriptado muy complejo no se puede hackear ya que en el caso de que accedan a un ordenador, siempre habrá otros participantes o nodos que tendrán actualizado ese libro contable.

Esta es la tecnología en la que se basa la criptomoneda bitcoin, que ha revolucionado el sector financiero, ya que mucha gente está invirtiendo en bitcoins, afectándoles directamente, ya que al no contar con intermediarios, su valor se ha disparado como la espuma.

Otras aplicaciones

Ahora bien, los expertos del sector aseguran que la moneda virtual no es más que el principio de un gran cambio, ya que el blockchain también se puede aplicar a otros sectores como la industria, la energía o las telecomunicaciones.

Por ejemplo, según explica Carlos Kuchkovsky, CTO de New Digital Business de BBVA, en el sector tecnológico también tendrá mucha importancia el blockchain, ya que el usuario podrá ver de dónde procede en cada momento su energía e incluso optar por un contrato más ajustado a sus necesidades.

Otro de los sectores en los que también puede influir es el del turismo. Sara Pavan, investment manager de Amadeus Ventures, indica que el programa de fidelización de los usuarios puede utilizar esta tecnología ya que actualmente no saben exactamente cuántos puntos tienen y en dónde pueden gastarlos, pero con una tecnología como la del blockchain podrían saber exáctamente qué tienen e incluso poder intercambiarlos si así lo consideran oportuno. También podría afectar a la identificación de personal, muy común en el sector turístico a la hora de hacer check-in en el aeropuerto, entre otras cosas.

Por tanto, esta tecnología cambiará el mundo empresarial tal y como lo conocemos, pero se requiere mucho tiempo y esfuerzo.