DIVE-Medical, la startup que detecta patologías visuales en pacientes no colaboradores

Según datos  recogidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de 19 millones de niños en todo el mundo sufren algún tipo de discapacidad visual, siendo variables las causas de un país a otro. El dispositivo digital Dive-Medical ofrece una exploración visual “precisa, objetiva y rápida” en pacientes no colaboradores, a través de tecnología eye tracking para facilitar el diagnóstico temprano y posterior tratamiento.

“Esta tecnología de eye tracking combinada con estímulos y algoritmos diseñados cuidadosamente nos permite examinar la función visual de manera más rápida, más precisa y más cómoda, incluso en pacientes no colaboradores”, afirman en su web.

Gracias a una pantalla táctil de alta resolución, Dive–Medical muestra estímulos visuales del sujeto, junto con un eye tracker o rastreador ocular que captura las respuestas del propio paciente a los citados estímulos, una luz indirecta para ejecutar los test en un entorno controlado, y un soporte ergonómico ajustable para orientar el dispositivo en cada caso. “Es un dispositivo no invasivo y está especialmente diseñado para pacientes pediátricos. Durante el desarrollo de un test, se muestran por pantalla estímulos específicos mientras el eye tracker captura la mirada del paciente”.

La idea surge a raíz de las dificultades que tanto oftalmólogos como pediatras encuentran a diario a la hora de realizar cualquier tipo de test con el objetivo de comprobar la función visual en pacientes no colaboradores. Así, oftalmólogos pediátricos del Hospital Miguel Servet de Zaragoza y un grupo de ingenieros de la Universidad de Zaragoza, decidieron idear este dispositivo, que, finalmente, vería la luz tras cinco años de trabajo e investigaciones.

Pero Dive-Medical va más allá y, junto con la multinacional china Huawei, dan vida a la iniciativa TrackAI, con el objetivo de ayudar a diagnosticar problemas visuales mediante inteligencia artificial (IA). “18 oftalmólogos de 5 países diferentes y de 3 continentes, han recogido datos de niños con visión normal y todo tipo de trastornos visuales. Nos estamos asociando con centros de investigación en Reino Unido, España, México, Rusia y China”, asegura Huawei en su web.