Google paraliza un estudio de reconocimiento facial por usar personas sin hogar

El gigante tecnológico Google ha decidido parar un programa de investigación sobre reconocimiento facial al salir a la luz que la empresa encargada del mismo estaba pagando con un cheque regalo a personas afroamericanas sin hogar para llevar a cabo un escáner de rostro.

Y es que desde que salió a la luz la investigación del New York Daily News en la que se afirmaba que Randstad, una de las empresas subcontratadas para llevar a cabo este estudio, estaba utilizando a personas sin hogar para que entraran a formar parte de este programa y se les pudiera escanear sus rostros a cambio de un cheque de cinco dólares.

En concreto, la empresa ya había admitido hace unos meses estar llevando a cabo este tipo de programa de reconocimiento facial. Según estos medios el programa iba destinado a comprobar que el sistema de reconocimiento facial que Google piensa incorporar a su próximo teléfono, Pixel 4, para que se desbloquee gracias a este sistema, funcionara para reconocer cualquier tipo de cara.

Pues bien, tras darse a conocer este programa, Google ha decidido suspenderlo y abrir una investigación al respecto, aunque por el momento no ha confirmado los motivos por los que lo ha cancelado. Aún así, la compañía sí admitió que habían trabajado con Randstad, asegurando también que los detalles publicados eran “muy preocupantes”.

El gigante tecnológico mantiene, eso sí, que indicó a los investigadores que debían de ser muy transparentes a la hora de contactar con las personas que entrarían a formar parte del estudio. En lugar de ello, y siempre según el diario estadounidense, la empresa en cuestión habría decidido pedir la colaboración de estas personas sin hogar al considerar que sería más difícil que denunciaran la situación. También se indica que los participantes en este programa fueron sólo informados de que se trataba de que sólo tenían que jugar con el teléfono y la aplicación, similar a Snapchat, para poder conseguir su vale.

Hay que aclarar que Google ha suspendido la realización de este programa mientras dura la investigación.

La fiscal de Atlanta, Nina Hickson, ha pedido explicaciones a Google sobre este tema al considerar que “la posibilidad de que miembros de nuestra población más vulnerable está siendo explotada para avanzar en los intereses comerciales de vuestra compañía es alarmante”.

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.