Google recoge información de miles de pacientes de Estados Unidos

El gigante tecnológico Google está siendo investigado por las autoridades estadounidenses después de que saliera a la luz la información de que había recolectado datos médicos de millones de ciudadanos en ese país. 

Se trata de una acción llevada a cabo por Google que se incluiría dentro del Project Nightingale (Proyecto Ruiseñor, en español), del que ha informado el periódico norteamericano The Wall Street Journal, donde se indica además que ni los pacientes ni los médicos habían sido notificados del mismo. De acuerdo con este diario, el objetivo de este proyecto firmado en secreto con la compañía médica Ascension, una de las principales del sistema de salud sin ánimo de lucro de Estados Unidos, era mejorar los servicios médicos. 

Por tanto, unos 150 empleados de Google pudieron acceder a los datos de los pacientes con temas de todo tipo, desde los resultados de los laboratorios, hasta los diagnósticos médicos y los registros de hospitalización, entre otros. 

Por el momento, las compañías todavía no han revelado el número de registros de pacientes se habían transferido a Google Cloud, pero medios de Estados Unidos aseguran que podría tratarse de cientos de miles. 

El acuerdo preveía que los datos de los pacientes de la compañía médica Ascensión podrían subirse a la nube de forma eventual. En este sentido, la compañía médica ha asegurado en un comunicado en su web oficial que se cumplían con los requisitos estrictos de la organización para el manejo de datos. 

Según The Wall Street Journal, tanto Ascension como Google estaban haciendo pruebas con un software que, basado en la inteligencia artificial y en sistemas de aprendizaje automático, permite a los proveedores médicos buscar en el registro de salud electrónico de un paciente e incluso sugerir cambios en la medicación o en el tratamiento. La compañía aseveró que el acuerdo incluía que los datos que se obtenían sólo podrían utilizarse para dar herramientas para sus proveedores médicos. 

Medios especializados indican que los detalles de este proyecto han salido a la luz cuando gigantes tecnológicos como Amazon, Apple o Microsoft están también trabajando en el ámbito de la tecnología enfocada a la salud y más concretamente en el análisis de los datos de los pacientes. 

Eduardo Conrado, vicepresidente ejecutivo de Ascension ha señalado que “debemos transformarnos para satisfacer mejor las necesidades y expectativas de aquellos a los que servimos, así como a nuestros cuidadores y proveedores de atención médica”. 

Asimismo, ha aseverado que es necesaria “la integración programática de nuevos modelos de atención entregados a través de plataformas digitales, apps y servicios que son parte de la experiencia cotidiana de aquellos a quienes servimos”.

Por su parte, el gigante tecnológico ha defendido el proyecto asegurando que cumple con todas las leyes federales de protección de datos médicos. El presidente de Google Cloud, Tariq Shaukat, ha explicado al respecto que estos datos sirven para “mejorar, reducir los costes y salvar vidas”.

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.