Nido Robotics crea un robot submarino a control remoto

Asturias

La startup Nido Robotics entra en el mercado de la robótica submarina a través de ‘rov’, un dron que se sumerge en el agua unido a un cable y que, por medio de control remoto, se maneja desde el submarino sin necesidad de que un buzo haya de sumergirse, reduciendo de este modo riesgos y esfuerzos. El buzo solo intervendría en caso de emergencia.

Gracias a un convenio con la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), Nido Robotics ha sido capaz de hacer las pruebas necesarias así como investigar para poner en marcha este ‘minisubmarino’  teledirigido, del que dos ejemplares funcionan en Polonia a pleno rendimiento desde hace ya un tiempo.

También colabora con el Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (IMIDA) en la recuperación del Mar Menor, utilizando ‘rovs’ con sensores que miden, entre otras cosas, el ph de la laguna salada y el nivel de oxígeno en el agua.

Además, y dentro de esta robótica submarina, los ‘rovs’ que comercializa son capaces de realizar recuentos de peces así como de obtener imágenes de manera inmediata, algo que mejora la actividad de aquellos que se dedican a la biología marina.

Una de las motivaciones de los responsables de esta startup es la democratización del sector que se traduce en el abaratamiento de costes: por un lado, ofrece a las empresas que utilizan sus drones la ventaja de no necesitar un grupo de buzos, al tiempo que pone a disposición de todo el sector la posibilidad de obtener el producto a un precio asequible, lo que conlleva que todas las empresas de este sector  tengan acceso a este tipo de herramientas.

En breve, este robot submarino, junto con la variedad de drones ya desarrollados, van a ser utilizados en la inspección de buques mercantes, obligatoria para estos.

Ana María Soto
Periodista y escritora. Entiendo el emprendimiento como el futuro y por ello estoy en continua investigación en este campo.