¿Qué necesitan ISVs y startups para iniciar su viaje a la nube?

La infinidad de posibilidades y beneficios que tiene la nube está provocando que cada vez más ISVs y startups se decanten por incorporar en sus negocios y soluciones las grandes ventajas que aporta el cloud computing. En esta decisión lo que suele provocar un mayor quebradero de cabeza es escoger al proveedor más adecuado, ese capaz de conjugar en su oferta seguridad, calidad, escalabilidad y precio.

Crayon es una empresa especializada en servicios de transformación digital y modelos de negocio que simplifica la migración a la nube. Pone a disposición de startups e ISVs su alianza estratégica con Amazon Web Services (AWS) para aprovechar y rentabilizar al máximo la amplia oferta de recursos en la nube de este proveedor cloud líder. El equipo de expertos en AWS de Crayon se ocupa de optimizar el consumo que necesiten para garantizar el rendimiento y la escalabilidad de sus servicios en la nube de forma adaptada a los requisitos puntuales del negocio.

Entre los servicios que ofrece Crayon a ISVs y startups en su transición a la nube, los clientes valoran mucho el asesoramiento personalizado por parte de su equipo de consultores tecnológicos expertos en cloud. El programa de consultoría de Crayon tiene como objetivo resolver todas las dudas que pueda tener el usuario, desde temas de infraestructura, arquitectura o diseño hasta problemas de rendimiento o incluso los costes de la infraestructura. Su iniciativa Crayon 3-2-1 Advisory Consulting ofrece gratuitamente 6 horas de consultoría para tener una primera aproximación.

Otro aspecto a su favor es que además de contar con especialistas disponibles continuamente, Crayon pone ‘laboratorios prácticos’ a disposición de los técnicos del cliente para que sigan formándose en el campo de los servicios en la nube de la mano de expertos.

 Más allá de la asesoría tecnológica: estrategias Go To Market

Para garantizar el éxito del viaje a la nube, es necesario tener en cuenta múltiples aspectos que muchas veces son difíciles de detectar y gestionar. Los servicios de Crayon entran al detalle para solucionar cuestiones tan decisivas como la migración de cargas de trabajo a AWS, la modernización de apps con arquitectura serverless, la transformación del software ya existente hacia SaaS o el traslado y la optimización de licencias y entornos Windows, etc.

El compromiso de Crayon con el despliegue de modelos de negocio basados en cloud en startups e ISVs es completo, llegando incluso a ofrecer estrategias GTM (Go To Market) para mejorar y ampliar la base de datos de clientes. Su propósito de ir más allá de la asesoría tecnológica, le lleva también a ofrecer financiación y créditos para realizar pruebas de concepto de su servicio con AWS, revisiones de arquitectura gratuitas y acceso a formación.

Todo ello permite a ISVs y startups desarrollar aplicaciones y servicios ajustándose a las necesidades de cada negocio, lo que se traduce en un ahorro significativo y mejora de la competitividad empresarial. Es una adaptación exclusiva a la hora de utilizar la nube, como hacen los sastres con los trajes a medida.

La nube, clave para la competitividad

La nube se está convirtiendo en el mejor aliado de los ISVs y las startups para incrementar su competitividad. Dentro de su propia organización empresarial, les permite acceder en todo momento a aplicaciones y archivos desde diferentes ubicaciones y dispositivos. Pero también, es un vector de nuevas oportunidades de negocio al poder convertir sus soluciones on-premises en servicios cloud respondiendo de esta manera a las demandas de movilidad y agilidad que reclama el mercado. En una y otra vertiente, el cloud les aporta costes IT más controlados, escalabilidad y flexibilidad.

La oficina física tradicional sigue siendo importante para las relaciones entre trabajadores y reuniones importantes clave con los clientes, pero la realidad se va imponiendo. El acceder de forma remota a todo lo necesario hace que el teletrabajo sea cada vez más sencillo y necesario.

Gracias a la nube se tendrá una copia segura y accesible de toda la información corporativa que se haya decidido subir a esta plataforma. Tan solo hará falta una conexión a Internet y un ordenador o dispositivo móvil para acceder sin ningún problema. Incluso, también hay servicios que pueden consumirse de forma offline.

La crisis del coronavirus ha puesto encima de la mesa el paradigma de la transformación digital de las empresas. Aquellas a las que el coronavirus encontró en plena transformación digital la aceleraron; las que tenían previsto abordarla a medio plazo, no tuvieron más remedio que adelantarla; y las que no la tenían en los planes han tenido que empezar desde cero o simplemente cerrar por no poder dar servicio a sus clientes.

En esa digitalización, la nube es una oportunidad para que las empresas se acerquen más y mejor a sus clientes. Permite trabajar desde casa, ofrecer servicios cloud y acceder a la información corporativa desde cualquier dispositivo y desde cualquier lugar. En definitiva, ser empresas más competitivas.

Si quieres saber más sobre cómo empezar tu viaje a la nube, visita Crayon y benefíciate del asesoramiento personalizado que el equipo de Crayon y AWS te ofrece durante febrero y marzo.