Senniors, una healthtech que acompaña a las personas dependientes en cada fase de su enfermedad

La startup española Senniors ha creado el primer ecosistema de salud digital en torno a las personas dependientes. La healthtech, nacida a finales de 2020, pretende aunar en una misma plataforma todos los servicios y cuidados necesarios tanto para el paciente -como para sus familiares- en cada fase de la enfermedad.

Senniors propone un modelo de ‘salud conectada’, bajo la metodología de Atención Centrada en la Persona. El objetivo es acompañar al paciente de forma personalizada en la evolución de enfermedades como el Alzheimer, Parkinson, Ictus, ELA, patologías osteoarticulares, entre otras; mejorar su calidad de vida, reducir el número de visitas al hospital, prevenir problemas graves de salud, y ayudar a los médicos y a los familiares a seguir la evolución de la persona cuidada.

Para ello, el equipo de Neuropsicología geriátrica y bienestar emocional de la plataforma crea un programa integral personalizado de cuidados, en el que se tiene en cuenta, además de la patología y fragilidad del paciente, parámetros como: quién es la persona, qué gustos y aficiones tiene, cuál es su historia personal, qué situación familiar y social presenta, qué capacidades y limitaciones físicas, cognitivas y funcionales tiene, cómo se siente, etc.

Tras diseñar el programa que se va a seguir, Senniors selecciona, entre más de 20.000 profesionales sociosanitarios, al cuidador que lo va a llevar a cabo desde el domicilio del propio paciente.

Para ello, la startup ha desarrollado un algoritmo de matching y un sistema de scoring que les permite ordenar a los cuidadores por orden de compatibilidad profesional y personal. Después, el equipo de Neuropsicología valida que el match realizado a través de la solución tecnológica sea el óptimo y presenta al cuidador el programa que se va a llevar a cabo.

Senniors convierte al cuidador en ‘los ojos del profesional sanitario en el domicilio’, siendo la persona que está en contacto continuo con el dependiente, supervisando la monitorización de los parámetros de salud a través de los diferentes dispositivos y ayudando a minimizar el impacto degenerativo que tienen estas enfermedades en las personas dependientes. A través de la app de Senniors, tanto el cuidador, como el paciente o sus familiares, pueden acceder y ver toda la información en tiempo real.

Para la telemonitorización, Senniors colabora con HumanITcare. Gracias a ésta, los cuidadores pueden controlar la salud del paciente a través de diferentes dispositivos (termómetro conectado, glucómetro, dispositivo de presión arterial, oxímetro de pulso, wearables, báscula inteligente, entre otros).

Con ellos, pueden hacer un seguimiento del tiempo y la intensidad de las actividades físicas, de la frecuencia cardíaca, de la temperatura corporal, de la presión arterial o el oxígeno en los niveles sanguíneos, del nivel de glucosa en sangre, etc. Parámetros que, en función de la patología que padezcan, puede ser muy útil conocer.

Todos los dispositivos se conectan de forma automática a la plataforma, certificada como producto sanitario, que transforma los datos recopilados en información relevante en relación con la salud y bienestar del usuario. Además, se notifica si hay algún parámetro más alto o bajo de lo normal para ese caso concreto.

Por otro lado, Senniors también colabora con Docline, con la que ofrece a través de la app servicio de telemedicina con atención 24 horas los siete días de la semana, con un tiempo de respuesta máximo de 20 minutos. Actualmente, trabajan con 3.000 médicos y profesionales de la salud y el servicio incluye el acceso a: video consultas (pueden ser a tres, en las que se conecte el paciente y el cuidador, el familiar y el médico), y receta electrónica privada.

Senniors a su vez permite al usuario disponer de tecnología de cuidado inteligente, es decir, de diferentes sensores que detectan si hay algún comportamiento inusual. A través de la empresa Appogeo Digital y su solución Clever Care, es posible hacer un seguimiento de los hábitos diarios de cada paciente y alertar en el caso de que se produzca alguna alteración en relación al sueño, movimiento, comidas, comunicación o parámetros vitales como caídas, pulso, etc. Los familiares podrán recibir alertas en menos de 60 segundos en caso de emergencias o incidencias.