‘Talentum Telefónica’ premia a EVA, el ‘replicador’ de Android en la nube

Talentum T EVA
Los finalistas del ‘Talentum Telefónica’, este martes en Madrid. | FOTOS: Alberto Orellana

La telefonía móvil está en auge y Android lidera el mercado con sus 2.312 millones de usuarios en todo el mundo. Eso no es novedad. Como tampoco lo es que nuestros smartphones y tablets, como sustitutos del ordenador convencional, tropiezan todavía con problemas de cobertura, memoria o almacenamiento limitadas. El ganador del ‘Talentum Telefónica: el profesional del futuro‘, celebrado este martes en el Distrito Telefónica de Madrid, pone fin al problema. Y es sólo el principio.

Enhanced Virtual Android (EVA) ha sido elegido como el mejor proyecto innovador desarrollado por jóvenes talentos (de entre 21 y 27 años), impulsado por el programa de formación y desarrollo de Telefónica. La plataforma ‘Talentum’ otorgará al proyecto dirigido por Eva María Ortiz una beca (económica) y una semana de formación y networking en Silicon Valley.

La idea es “replicar Android en una máquina virtual del Cloud, ambos conectados y sincronizados”, ha explicado Ortiz. Cuando el sistema de Android real no tenga buena cobertura y/o el consumo de batería y memoria sean muy elevados, “EVA lo detectará”, ha explicado. Entonces la tarea requerida en ese momento “se desarrollará en el propio software que tenemos en la nube”, ha desmenuzado.

¿Las ventajas? Muy pragmáticas: Mayor potencia de cálculo, al tener “varias copias ejecutándose en paralelo”; incremento de los recursos de memoria y almacenamiento, ya que se procesan y guardan en la nube; aumento de la vida de la batería; reducción del coste de datos, pues “muchos accesos se realizarán a través del Cloud”, según ha expuesto Ortiz; sistema distribuido “formando enjambre”, por lo que “No estamos aislados” y resulta útil para redes P2P; y “nocturnidad“, que implica que la nube estaría trabajando 24/7 incluso cuando no lo usamos.

Eso a primer nivel. En un nivel más ambicioso, esta novedosa herramienta nos permitirá crear aplicaciones de Machine Learning o Big Data “sin cambiar de tecnología”, ha dicho Ortiz. Por ejemplo, aplicaciones que “a través del análisis de vídeo detectase intrusos” o “fraudes en tiempo real” y los notificase. O aplicaciones para mejorar la seguridad nuestros smartphones. “Un auténtico sistema de cómputo”, como lo ha definido su creadora.

Se trata de un ejemplo de la época en la que vivimos. Vamos acrecentando nuestras “aptitudes” (cada vez “más poderosas”) y que nos permiten “cambiar las cosas”, mientras nuestras “actitudes” definen la necesidad y el modo de cambiarlas. Así ha resumido el analista Jaime García Cantero en el evento uno de los aspectos esenciales de su ponencia “Sé dueño de tu futuro’.

En ella ha aportado su visión a los más de 400 alumnos (la mayoría pre-universitarios) allí presentes sobre cómo enfrentarse a las oportunidades profesionales que brindan las tecnologías más disruptivas del momento. Big Data (extraer valor de una inmensa cantidad de información), Inteligencia Artificial (IA) o información inteligente, y IoT (Internet de las Cosas) que representa la unión de los físico y lo digital “en el corto plazo”.

Sobre la IA, Cantero ha resaltado la falsedad de afirmar que “las máquinas nos van a quitar el trabajo”. Es algo con lo que no está de acuerdo, pues según ha argumentado, “las máquinas son muy buenas buscando respuestas, pero está demostradísimo que son muy malas haciendo preguntas”. Las preguntas, la imaginación o la creatividad “son patrimonio de las personas”, ha dicho. Por eso se congratula de que realmente “nosotros nos quedamos con la creación y las máquinas con la operación”.

Para explotar las oportunidades de estas herramientas no hay que estudiar necesariamente una STEM, pues valen para cualquier rama. Lo realmente importante de las aptitudes y actitudes del futuro es “combinar conocimientos” y buscar las tres claves de los emprendedores: “pasión, pasión y pasión”, ha recalcado. Cantero ha cerrado con total claridad hacia los chavales: “No hagáis caso a nadie, porque si algo os apasiona seréis capaces de cambiar el mundo”.

Dejar respuesta