Amazon abre su primer supermercado sin cajeros

El gigante del ecommerce Amazon ha abierto su primer supermercado sin cajeros. Se encuentra en Seattle y se ha bautizado como Amazon Go Grocery, contando con 1.000 metros cuadrados cuya principal característica es que no tienen cajeros.

Amazon sigue así la estela de sus establecimientos Amazon Go, en el que los clientes pueden entrar, escoger el producto que quieran, y salir por la puerta, sin necesidad de pararse a pagar. 

Este tipo de establecimientos, que ya están bastante asentados en varias ciudades del mundo, deja así la tecnología para un supermercado normal. Este local, ubicado en Seattle y que es cinco veces más grande que las tiendas Amazon Go, utiliza el mismo sistema de pago. 

Los clientes sólo tienen que escanear un código QR con su smartphone que lo identifica. Una vez dentro, el usuario sólo tiene que ir cogiendo los productos que necesita. Las cámaras y los sensores que están distribuidos en el local detectan los productos que elige el usuario o los que simplemente devuelve a la estantería. Al salir, sólo se pagará lo que el cliente haya escogido y llevado consigo a través de un pago automático que se hace en la tarjeta de crédito asociada a su usuario. Asimismo, Amazon envía un correo al usuario con la factura y la lista de los productos comprados.

Por el momento, se trata de un sistema que está dando muy buenos resultados, al menos en los 25 establecimientos que tiene Amazon en diferente ciudades. Los productos que se suelen vender en estos locales suelen estar enfocados a los trabajadores para que puedan encontrar comida preparada para llevar, o productos no perecederos. Pero ahora, Amazon Go Grocery es algo mucho más grande. Se trataría de un supermercado donde poder realizar la compra semanal o del mes, con precios algo más bajos que los principales rivales. 

Ahora bien, como el sistema es el que es, existen algunas limitaciones en este supermercado de Amazon. Y es que a pesar de que sí se venderán productos perecederos como carne o embutidos, se venderán empaquetados, ya que no se podrán comprar al peso, como ocurre en otros locales. 

El sistema de pago será el mismo, los clientes sólo tendrán que seleccionar sus productos y salir, sin pararse a pagar, ya que la cuenta les aparece de manera automática en su cuenta de Amazon. El cliente sólo tiene que confirmar el pago y listo.

Ahora bien, habrá trabajadores en el supermercado, pero en menor cantidad que los supermercados tradicionales. 

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.