Amazon bloqueó 200 millones de reseñas falsas el año pasado

Rate this post
Cortesía Amazon

El gigante del ecommerce Amazon ha reconocido que existen revisiones falsas de sus productos en la plataforma, y que tan sólo en 2020 eliminaron más de 200 millones de revisiones sospechosas de ser falsas antes de que el cliente las viera.

Amazon ha señalado en un comunicado que están tomando medidas para detener este tipo de contenido, que fue denunciado hace unas semanas y que ha causado un problema en la compañía, que ha visto dañada su reputación al respecto.

En este sentido, desde Amazon han afirmado que “somos implacables en la protección de nuestra tienda”, aduciendo que “mantenemos un nivel muy alto de precisión en la identificación de revisiones falsas”.

Del mismo modo, Amazon ha asumido parte de la responsabilidad en torno a este problema, concretamente en el tema de monitorear y controlar que no se publiquen este tipo de contenido falso para que así los clientes puedan tener información fiable sobre los productos en los que están interesados.

El gigante del ecommerce ha señalado que a pesar del trabajo que están realizando para detectar este tipo de reseñas falsas de productos, “hemos visto una tendencia creciente de malos actores que intentan solicitar reseñas falsas fuera de Amazon, particularmente a través de los servicios de redes sociales”, lo que puede impedir su detección.

Para poder detectar estas malas prácticas, desde Amazon se usan una serie de técnicas, incluido el aprendizaje automático avanzado para detectar grupos de entidades conectadas, incluyendo cuentas de clientes, cuentas de venta, productos o marcas, entre otras cosas. 

Según Amazon, al detectar este tipo de prácticas fuera de la plataforma, la compañía suele informar a las redes sociales en las que se produce este tipo de situaciones. Al respecto, Amazon ha señalado que en los tres primeros meses de 2020, se informó de más de 300 grupos a las empresas de redes sociales, que ocuparon una media de 45 días para evitar que esos grupos usaran su servicio para hacer este tipo de contenidos. 

Este año también se han movilizado al respecto. De hecho, en el primer trimestre de 2021 se informó de más de mil grupos, aunque el tiempo de reacción de las redes sociales fue menor, con una media de cinco días para eliminarlos. 

Por todo ello, desde Amazon han valorado considerablemente que las redes sociales tarden menos en actuar, pero igualmente piden que inviertan en controles proactivos para detectar este tipo de reseñas falsas antes de que la compañía informe al respecto.

Amazon también ha informado de que han presentado demandas contra aquellos usuarios y compañías que compraron reseñas falsas y también aquellos proveedores de servicios que las proporcionaron, pero “seguiremos persiguiendo a estos malos actores a través de los tribunales”.

Ahora bien, desde Amazon han pedido la “asistencia coordinada” de los reguladores de protección al consumidor de todo el mundo.

Del mismo modo, Amazon ha pedido la colaboración de las redes sociales para evitar este tipo de situaciones, realizando mayores controles para las revisiones falsas.