Amazon, obligado a eliminar 20.000 reseñas fraudulentas

El gigante del ecommerce Amazon ha tenido que eliminar unas 20.000 reseñas de productos o reviews realizadas por uno de los principales revisores británicos al descubrirse una actividad sospechosa que indicaban que los revisores podrían estar llevándose beneficios económicos por la mejor puntuación de los productos en la plataforma de ventas online.

La compañía fundada por Jeff Bezos ha tenido que hacer este movimiento de eliminación de las reviews tras la noticia publicada por el diario Financial Times en el que se informaba de actividades “sospechosas” en algunos usuarios de Amazon que estaban obteniendo beneficios económicos y personales por comentarios positivos en los productos puestos a la venta en esta plataforma. 

Esta situación la había advertido un usuario de Amazon que envió una carta a Jeff Bezos, fundador del gigante del ecommerce.

Entre los artículos que ha tenido que eliminar Amazon se encuentran los comentarios escritos por algunos de los revisores estrella de Reino Unido, como Justin Fryer, considerado como el principal crítico de esta plataforma.

De acuerdo con Financial Times, Fryer llevó a cabo la revisión de productos por valor de 15.000 libras, incluyendo smartphones, scooters eléctricos o equipos de gimnasio, a los que daba una puntuación de cinco estrellas. En concreto, este revisor otorgó esta máxima puntuación una vez cada cuatro horas de media en el último mes. 

La mayoría de los productos que eran revisados por Fryer pertenecían a marcas chinas que prometían enviar los productos de manera gratuita a cambio de comentarios positivos en Amazon.

Éste a su vez vendía esos productos a través de Ebay consiguiendo un rendimiento de unas 20.000 libras desde junio. 

Ahora bien, Fryer negó a Financial Times que hubiera hecho reseñas pagadas y que los productos que había vendido a través de Ebay eran artículos sin abrir y sin usar, porque estaban duplicados.

El diario apunta que Fryer no es el único, sino que nueve de los principales revisores de Amazon en Reino Unido tenían este mismo comportamiento, ya que habían colocado las cinco estrellas a productos chinos de marcas poco conocidas. Esos productos aparecían después en grupos y foros que ofrecían productos gratuitos a cambio de reseñas positivas de los mismos.

Por su parte, Amazon ha indicado que investigaría el caso y la situación de estas reseñas positivas porque su objetivo es que los clientes de la compañía “compren con confianza sabiendo que las reseñas que leen son auténticas y relevantes”.

Y es que las reglas así lo estipulan, que no se puede crear,  modificar o publicar contenido a cambio de compensaciones de cualquier tipo ni en nombre de otra persona.

 

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.