Big Data, Realidad Aumentada e IoT, tecnologías de la oficina del futuro

Representación de una oficina del futuro según Steelcase. |FOTOGRAFÍA: Steelcase

La compañía Steelcase, de diseño de espacios de trabajo modernos y tecnológicos, ha analizado cómo las tecnologías emergentes cambiarán las oficinas. El Big Data, el Internet de las Cosas (IoT), la Inteligencia Artificial o la Realidad Virtual serán habituales en las oficinas para mejorar el trabajo y la experiencia del trabajador.

La oficina del futuro tendrá sensores inteligentes y un software de reconocimiento de voz para anticiparse a las necesidades de los empleados. Gracias a ellos se podrán desde recuperar documentos de proyectos hasta ajustar la iluminación, acústica y temperatura de una sala de reuniones. Igualmente inteligente será el mobiliario: los muebles y espacios valorarán el estado del cerebro, animarán a levantarse y adoptar la mejor postura y se adaptarán para cambiar los estados de ánimo.

La oficina del futuro dejará atrás el mundo virtual y las pantallas de ordenador. Con la realidad aumentada y virtual el propio cuerpo de los empleados interactuará con los datos, que tendrán formas más visuales e inmersivas como si de objetos físicos se tratara. La realidad aumentada permitirá, además, trabajar con compañeros que se encuentren en otras partes del mundo como si estuvieran en la misma sala.

La realización de las tareas administrativas estará a cargo de asistentes virtuales como Alexa de Amazon, Cortana de Microsoft o Siri de Apple. Ellos harán funciones como transcribir actas de reuniones o reservas las salas para las mismas, o responder correos.

La oficina unirá estas tecnologías, robots, pantallas en 3D y avatares virtuales a la comodidad del empleado. Para que los trabajadores se sientan a gusto, además de espacios pensados para la concentración y el trabajo, las oficinas tendrán entornos cálidos, con maderas, fuentes, plantas y lugares al aire libre donde relacionarse y colaborar. “Las oficinas se encuentran ante el reto de reinventarse para responder a los cambios con una fuerte implantación tecnológica, nuevas generaciones laborales y una transformación de los modelos de negocio y la forma de trabajar”, vaticina Alejandro Pociña, presidente de Steelcase.