China prohíbe a empleados militares y estatales el uso de vehículos Tesla

El gobierno chino ha decidido restringir el uso de vehículos Tesla en determinadas zonas del país y entre algunos funcionarios y personal militar argumentando razones de seguridad. Según el país asiático, los vehículos de la marca fundada por Elon Musk pueden grabar vídeos de su entorno y pasar información a los Estados Unidos. 

Otro de los problemas en los que se asienta esta restricción de vehículos Tesla en determinadas partes de China es que los coches pueden registrar información contenida en los móviles que se conectan al vehículo

La última acción del gobierno chino ha sido prohibir el acceso de coches Tesla a los complejos militares, una decisión que se ha tomado en medio de las tensiones que tiene China con Estados Unidos. 

Las restricciones militares sobre Tesla en China surgieron cuando altos funcionarios chinos y estadounidenses se reunieron en Alaska, lo que supuso la primera reunión entre ambos países desde que el nuevo presidente Joe Biden tomó posesión de su cargo.

De acuerdo con The Wall Street Journal, el líder chino Xi Jinping se ha ido alejando cada vez más de la tecnología extranjera a medida que se intensifica su lucha tecnológica con Estados Unidos. En concreto, esta medida de prohibir los coches Tesla en determinadas áreas de China parece reflejar las restricciones de Estados Unidos sobre equipos de comunicaciones hechas por compañías chinas, incluida Huawei, el gigante tecnológico que el gobierno estadounidense ha calificado como una amenaza para la seguridad nacional al considerar que podría estar espiando para el gobierno chino, algo que Huawei niega contundentemente.

Por su parte, el presidente ejecutivo de Tesla, Elon Musk, ha afirmado durante un encuentro virtual recogido por Reuters que su compañía cerraría si sus autos son usados para espiar en China o en cualquier otro lugar.

En declaraciones recogidas por Reuters, Musk ha señalado que “hay un incentivo muy fuerte para que seamos muy confidenciales con cualquier información”.

Musk también ha insistido en que se debe de tener una mayor confianza entre las dos economías más grandes del mundo. 

En China, el mercado más grande del mundo en el sector del automóvil, Tesla vendió 147.445 vehículos en China el año pasado, lo que supone el 30 por ciento de su total mundial. Sin embargo, este año se enfrenta a más competencia por parte de empresas chinas, desde Nio Inc hasta Geely.

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.