Crean unas gafas graduadas inspiradas en barrios madrileños

GreyHounders nace para democratizar el sector de las gafas de vista. Revolucionaria y rompiendo los moldes tradicionales, la firma española se basa en un modelo de negocio 100% online, especializada en la venta de lentes graduadas que permite cambiar de gafas cada menos tiempo, según un comunicado.

GreyHounders se inspira en los barrios madrileños, ciudad donde comenzaron su actividad. Sus fundadores, Marta Frenna, Marco Resino y Juanjo Ruano han recorrido cada barrio de la capital, descubriendo sus facetas, secretos y costumbres. Pasearon por Opera y viajaron en el tiempo a otra época donde elegantes mujeres acudían al teatro para disfrutar de la ópera, muy femeninas con sus monóculos con terminación en ojo de gato.

Así decidieron lanzar un diseño con esta idea (modelo Opera); lo mismo hicieron con Conde Duque y su extravagancia; Malasaña y el momento hipster que está viviendo; Salamanca con su elegancia y formalidad…

Además, todos los diseños se han adaptado a las últimas tendencias (puentes dorados, formas más geométricas…). “Madrid es una ciudad que acoge a todo tipo de personas. Cada barrio esconde su propia historia y queríamos que nuestros clientes se sintieran orgullosos de poder llevar unas gafas que reflejasen la esencia de su barrio”, comenta Marta Frenna, cofundadora y CEO de GreyHounders.

Para la segunda colección GreyHounders ha ampliado sus modelos de gafas a nombres de barrios de otras ciudades importantes de España. En Barcelona con su modelo Ciutat Vella o Tibidabo; en Valencia con su Ruzafa; y en Sevilla con su modelo Santa Cruz o San Pablo, con el objetivo de crear una comunidad mayor.

Además de la venta de gafas de vista, el ecommerce incluye en sus colecciones gafas de sol con y sin graduación, y gafas blue light, para proteger la vista de los ordenadores y restos de pantallas de luz led. Todas ellas inspiradas igualmente en los barrios más cool, para dar la oportunidad también a las personas que no tengan dioptrías, de llevar las gafas de GreyHounders.