DES2018: la apuesta por una Agenda Digital sin consenso político

De izquierda a derecha, Pilar Marcos, Francisco Polo, Segundo González y José Luis Martínez, representantes políticos de PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos presentes en DES2018. |FOTOGRAFÍAS: Marta Peiro

El rápido avance de la digitalización ha cambiado de tal manera el contexto económico, político y social de España que la preocupación por la adaptación a la era de lo digital ha entrado de lleno en la agenda política. Los partidos políticos de la democracia nacional entienden que es un aspecto importante a tener en cuenta en la persecución de una sociedad más igualitaria y eficiente.

Para escuchar las ideas de los principales partidos de la política nacional sobre la materia, Digital Enterprise Show 2018 reunió este jueves a representantes del Partido Popular, Partido Socialista, Podemos y Ciudadanos en la mesa redonda “Agenda Digital España”. A pesar de la variedad de temas acerca de los cuales los asistentes querían oír hablar, como Inteligencia Artificial y blockchain, el acto se caracterizó por la tensa disputa verbal entre los ponentes, que hicieron palpables sus diferencias políticas.

Pilar Marcos, representante del Partido Popular, defendió que “la agenda digital hay que hacerla en colaboración con Europa”, basándose en la presencia de lo digital en la economía, en una digitalización “más justa” y en lograr una mayor seguridad, tanto en cuanto a ciberseguridad como en la protección de las personas. Según destacó orgullosa, España está en el puesto número 10 en el ránking de digitalización.

Así, Marcos apostó por “poner las infraestructuras, redes ultrarápidas en España, mejorar las redes de fibra de alta capacidad y llevar la conexión a núcleos de población urbanos; abrirnos a las nuevas formas de funcionamiento empresarial; y aprobar reglas de juego equitativo en el mundo digital”, estableciendo leyes y cambios legales y fiscales para “que todos tengan un trato fiscal equitativo y equiparado entre lo analógico y lo digital”. Con todo ello, dijo, se pretende “no perder el tren de la digitalización, no quedarse atrás”, para lo que consideró necesario “establecer acuerdos”.

Marcos, que aseguró que el Gobierno ha establecido una partida de 670 millones de euros para la agenda digital en los Presupuestos Generales del Estado, concretó que un 72% de los hogares españoles tienen acceso a las redes de fibra de alta capacidad y 3,5 millones de hogares y empresas y 4.000 poblaciones poseen Internet de banda ancha gracias al Plan PEVA.

También habló de otros dos planes: el Plan 300X100, diseñado para “llevar fibra óptica de 300 megabytes por segundo al 100% de núcleos de población” y el un plan complementario de 45 millones de euros que garantiza el “acceso a Internet y alta velocidad” a aquellas personas que queden fuera de la cobertura del anterior plan. Asimismo, especificó, la cobertura de telefonía móvil española está por encima de la media europea.

A pesar de los esfuerzos comentados por la representante del PP en la materia, Francisco Polo avisó de que los Presupuestos Generales del Estado “mantienen el recorte en la agenda digital del 40% respecto a 2011”, reducido en 450 millones de euros y rechazó el discurso de un acceso a banda ancha de Internet para todos. “Es la segunda más cara de Europa”, argumentó.

Según explicó el miembro del PSOE, hay que atender a la brecha de género “invirtiendo en carreras STEM y acceso a las nuevas tecnologías”. El objetivo de su partido, estableció, es “conseguir un país en el que cualquiera pueda emprender, conseguir financiación y conocimiento. Encontrar en el Estado un aliado y que no haya barreras para encontrar talento, incluyendo el femenino, que hay que atraer”.

Por parte de Podemos, Segundo González consideró que “la digitalización tiene que ser una fuente para el crecimiento de la productividad” y que debe aprovecharse “el impulso de la economía para hacer los cambios estructurales necesarios”. El representante de la formación morada centró su exposición en la “igualdad de acceso al ADSL y líneas de alta velocidad” y en “evitar abusos de los monopolios” en el ecosistema digital”. Para ello, afirmó, se debe impulsar la “intervención de los poderes y la inversión públicos en el desarrollo de ecosistemas innovadores”.

Por su parte, José Luis Martínez aseguró que “los países donde más crece el empleo son aquellos que apuestan por la economía digital”. El político de Ciudadanos definió la digitalización como “una revolución apasionante por las posibilidades que ofrece”, una “oportunidad única para generar empleo, competitividad y mejorar nuestros sectores productivos, la eficiencia energética y modernizar el país” y dijo que debe ser “inclusiva, productiva y solidaria”. El político ‘naranja’ apostó por dar un “impulso a la agenda digital” con tecnologías habilitadoras, nuevos protocolos y una gobernanza en lo referente a datos personales.

Para que la sociedad evolucione, se estableció como fundamental la investigación y el desarrollo. A este respecto, Polo pidió “poner dinero, incrementando la inversión pública, tanto en la agenda digital como en I+D”, tras el recorte del 9% sufrido por este ámbito. El representante socialista aprovechó el acto para anunciar la propuesta ‘Bandera’, un programa de eventos internacionales para detectar, contactar y atraer a inversores, redes de startups, ingenieros y fondos de capital riesgo, que sean puntos de encuentro para promover iniciativas y generar redes de incubadoras”.

González coincidió con él en la necesidad de “impulsar la inversión en I+D y desarrollar fondos de inversión públicos para startups nacionales”. Marcos apoyó dicha inversión pero estableció la infraestructura y el marco legal como “las mayores palancas de progreso” y Martínez, por su parte, se centró en “reforzar los sectores líderes y apostar por la investigación y el desarrollo en robótica, automoción y medicina”.

Este punto estuvo en línea con la necesidad de emprender y apostar por el talento. A este respecto, Polo recordó que “el impulso de políticos decididos provoca que se puedan dar grandes innovaciones” y apostó por “un Gobierno que acompañe a los emprendedores”. El partido socialista, dijo, apuesta por un “nuevo estado emprendedor” en el que se creen “nuevos espacios de trabajo”. La política popular, al contrario, consideró que “el Estado no puede sustituir a los empresarios” y defendió “fomentar las competencias digitales de los trabajadores”. En este sentido, destacó, “tenemos en España más estudiantes de Ciencias y Tecnología que la media europea”.

Dejar respuesta