El 41% de los ciberataques a empresas en España se producen a través de los teléfonos móviles

El crecimiento de los teléfonos móviles sigue siendo imparable en todo el mundo. Tanto es así, que los móviles ya han desplazado a los ordenadores como el dispositivo favorito para navegar por Internet y son una herramienta de trabajo indispensable, lo que ha provocado que se hayan convertido en un objetivo prioritario para los cibercriminales cuando ponen a las empresas en el punto de mira. En este sentido, según el Informe de Ciberpreparación de Hiscox 2021, los teléfonos móviles son ya la principal vía de entrada de ciberataques corporativos en España.

Concretamente, un 41% de los ciberataques a empresas españolas se producen ya a través del teléfono móvil, ya sean teléfonos corporativos (22%) o teléfonos móviles personales usados para trabajar (19%).

No obstante, a pesar de estas cifras, España está mejor posicionada en seguridad de dispositivos móviles que el resto de Europa, donde un 26% de ataques corporativos se produce a través de móviles de empresa y un 22% a través de los personales, según los datos del informe de Hiscox.

Debido a la COVID-19, el aumento de trabajadores en remoto se ha incrementado un 46% de media y esto ha ido acompañado de un mayor uso de los teléfonos móviles para asuntos laborales y de una mayor preocupación por parte de las empresas.

Un 58% de ellas se sienten más vulnerables frente a los ciberataques al tener a sus empleados a distancia y ya están tomando medidas, destinando el 56% de su presupuesto de TI a implementar sistemas para detectar conexiones y dispositivos no autorizados.