El Blue Origin de Bezos hará historia con un vuelo espacial civil sin piloto

Jeff Bezos, cortesía de Twitter Jeff Bezos.

Jeff Bezos, el fundador del gigante del ecommerce Amazon, está a punto de hacer historia. Y es que el multimillonario está preparado para emprender el primer vuelo suborbital sin piloto del mundo con una tripulación totalmente civil.

Bezos formará parte de una tripulación de cuatro personas para un viaje que tendrá una duración prevista de once minutos hasta el borde del espacio. Este viaje, que se considera como histórico, tendrá lugar el próximo martes y se realizará en la nave espacial New Shepard de la compañía Blue Origin.

Entre los cuatro participantes de este viaje estará el hermano de Bezos, Mark Bezos, la pionera aviadora octogenaria Wally Funk y otra persona cuyo nombre todavía se desconoce pero que pagó 28 millones de dólares por un puesto en esta nave espacial, según indica Reuters.

El lanzamiento de esta nave espacial tendrá lugar el próximo martes en el oeste de Texas tras recibir la aprobación por parte del gobierno. New Shepard es un combo de cohete y cápsula totalmente autónomo de más de 18 metros de altura que no se puede pilotar desde el interior de la nave espacial. La tripulación está configurada para incluir sólo civiles y ninguno de los empleados o astronautas de Blue Origin.

El mes pasado, Bezos indicó que “ver la Tierra desde el espacio te cambia, cambia tu relación con este planeta, con la humanidad”.

New Shepard no entrará en órbita alrededor de la Tierra, pero llevará a los pasajeros a unos 100 kilómetros antes de que la cápsula regrese a tierra en paracaídas.

La empresa de transporte espacial del multimillonario Elon Musk, SpaceX, está planeando una misión aún más ambiciosa en septiembre, enviando una tripulación totalmente civil para un vuelo orbital de varios días a bordo de su cápsula Crew Dragon.

El vuelo de Blue Origin está planeado desde hace dos décadas. Bezos fundó la empresa en el año 2000 y a pesar de que la nave está diseñada para poder albergar a seis pasajeros, la compañía decidió dejar en cuatro a los participantes para así ofrecer una experiencia mejorada al cliente en el primer vuelo.

La decisión de dejar de lado a los astronautas y expertos técnicos de la compañía Blue Origin ha causado frustración entre los expertos que consideraron el primer vuelo como una oportunidad crucial para poder recopilar datos y comentarios técnicos para un programa y para evaluar la experiencia para los futuros clientes, según ha indicado la agencia de noticias.

Los tripulantes de la nave recibirán formación durante dos días y contarán con ayuda en tierra por parte de Blue Origin para poder abrocharse el cinturón y tener instrucciones sobre los auriculares.