Google incorpora nuevas funcionalidades de privacidad

El gigante tecnológico Google sabe mucho de los usuarios, gracias a la información que ellos mismos dan, casi sin ser conscientes del todo, cuando hacen cualquier movimiento en su buscador o en sus navegadores. Como la privacidad está siendo una de las problemáticas a las que las compañías tecnológicas se tienen que enfrentar últimamente, Google acaba de anunciar tres nuevas funcionalidades para que los usuarios puedan limitar la cantidad de información que esta compañía consigue, así como cuánto tiempo puede tenerla.

Es bien sabido que Google conoce mucho a los usuarios, no sólo porque utilizan sus servicios o aplicaciones, sino también por los movimientos que se hacen en la Red. Con estos datos, Google puede dirigir mejor la publicidad para que así se adapte más a los intereses del propio usuario, ganando también en el trayecto. Esto le ha traído algunas consecuencias, sobre todo en lo relacionado con la privacidad, de ahí que ahora esté decidido a mejorar su imagen al respecto.

Entre las nuevas funcionalidades que acaba de presentar en su blog oficial, se encuentra la llegada del modo incógnito a Google Maps. Se trata de una ventana nueva que se puede abrir en su navegador para que no quede registro alguno de lo que se hace en ella. Caracterizada por su pantalla negra y su icono del señor con las gafas y el sombrero, como si fuera un espía, esta pantalla de incógnito no guarda las cookies ni tampoco el historial o las contraseñas, algo que se ha lanzado también para el popular servicio de Google Maps.

Su uso es similar al que pasa con la ventana de incógnito de Chrome, por lo que todo lo que se haga en esa app no se guardará, siempre y cuando se active correctamente. 

Por el momento, este modo incógnito de Google Maps no está disponible, pero estará este mismo mes a disposición de los usuarios, primero en Android y después en iOS.

Otra de las nuevas funcionalidades que ha puesto en marcha Google es que se pueda borrar el historial del buscador de manera automática, por lo que se ahorrará tener que ir paso a paso decidiendo cuándo borrar el historial del navegador. El usuario sólo tendrá que establecer el tiempo que Google puede guardar la información en webs y aplicaciones. Pasado ese tiempo, la información que se había acumulado se borrará de forma automática.

El mismo servicio también estará disponible para Youtube, pudiendo acceder a él a través de la opción “cambiar este ajuste”.

La última de las funcionalidades que ha presentado Google en cuestión de privacidad está relacionada con su asistente virtual. El usuario podrá pedirle que borre lo último que se ha dicho, o lo que se le ha dicho a lo largo de un periodo determinado de tiempo. Sale así en defensa de lo que hace unos días se publicaba, que los empleados podrían haber estado escuchando las conversaciones de su asistente virtual.

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.