Israel no quiere trabajar más con Microsoft por caro

El gobierno de Israel ha decidido poner punto y final a su relación con Microsoft al declinarse a renovar las licencias de los software que acabarán el próximo 2019 debido a que los términos económicos de las licencias de uso se duplicarían.

Así lo ha confirmado el ministro de Finanzas en unas declaraciones recogidas por Business Insider en donde se explica que Microsoft es el proveedor exclusivo de los sistemas operativos en las instalaciones gubernamentales tras firmar un contrato que ascendía a más de 100 millones de shekels al año, unos 27 millones de dólares.

Pero las oficinas estatales todavía podrán utilizar el sistema operativo sin ningún costo, según ha indicado Gal Emir, jefe de la Administración de Adquisiciones del gobierno israelí, pero conforme se vayan cerrando las actualizaciones de seguridad y soporte de sus versiones por parte de Microsoft, Israel tendrá que decidir qué hacer a continuación.

Según el Ministerio de Finanzas, Microsoft está intentando cambiar el sistema de licencias en Israel por un sistema de suscripción que podría considerarse similar a un alquiler. En este nuevo acuerdo se incluirían el traslado de los datos a la nube, lo que no satisface al gobierno.

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.