“La tecnología ayuda más a las personas con discapacidad que las leyes”

disca1-min
Juan Carlos Ramiro, durante su exposición, que hubo de hacer en el patio de butacas al no poder ‘acceder’ al atril de oradores (Fotografía: Luis Miguel Belda/TodoStartups)

Juan Carlos Ramiro, director del Centro Nacional de Tecnologías de la Accesibilidad (Centac), afirmó este viernes que siendo España un país ejemplar en cuanto a la protección de las personas con discapacidad, probablemente el que más con diferencia en comparación con países de su entorno, “la tecnología ayuda más que las leyes”.

En el Foro del Futuro Próximo, que tuvo lugar durante dos días en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales, Ramiro impartió la ponencia ‘Discapacidad y tecnologías para la autonomía’, y, en su condición de persona usuaria de silla de ruedas, se puso como ejemplo de ciudadano que se enfrenta a la dificultad diaria de no tener la accesibilidad garantizada, empezando por la imposibilidad de ofrecer su conferencia como el resto de ponentes, encima del escenario y no en la grada, como se vio forzado a hacer al no existir rampa alguna de acceso.

El Congreso FFP2017 trató del desarrollo del vehículo eléctrico, de las llamadas ‘carreteras inteligentes’, de los coches autónomos, de la movilidad en el transporte marítimo o del futuro del modelo energético. A Ramiro le correspondió mostrar que no hay ‘ciudad inteligente’ que se precie, por muy puesta al día que esté en materia de alta tecnología, si antes no es sencillamente accesible para las personas con discapacidad, con movilidad reducida o simplemente personas mayores.

Ofreció Centac como ‘laboratorio de ideas’ para empresas que persigan también vías de negocio rentables relacionadas con la discapacidad: “Tratar la discapacidad en términos de mercado” es el mensaje que Centac intenta una y otra vez introducir en el quehacer diario de la actividad económico-empresarial; y en este ámbito, la tecnología es generadora del cambio de paradigma, al menos de un nuevo modo de ver la discapacidad ya no como un problema, sino como una oportunidad, “de negocio también, de ganar dinero con la accesibilidad como negocio”, insistió.

“Quiero que hagáis negocio conmigo, que voy en silla de ruedas”, espetó ante un público formado mayoritariamente por futuros ingenieros y, quién sabe, potenciales gestores de empresas que puedan ver en la discapacidad una fuente de rentabilidad.

Y como de Smart City se habló en este encuentro, Ramiro contó la experiencia de Alcalá de Henares, ciudad natal de Cervantes que se ha convertido en modelo de “interactuación sin barreras”. “Un nuevo concepto de espacio de ciudad inteligente, modular y escalable y, sobre todo, replicable”, dijo. Una ciudad en la que un ciego puede conocer gracias a la tecnología (una app, por ejemplo) qué ofrece en su carta un restaurante o qué contraindicaciones tiene un medicamento que quiere comprar en una farmacia.

Tecnología que ya existe en otros lugares pero no de modo integrado como ocurre en Alcalá, que ejerce de experiencia piloto, y no sin cierto éxito. Por ejemplo, avanzó Ramiro, ‘El Tenedor’ ya se ha interesado por la guía en restaurantes.  “Porque conociendo la necesidad y la tecnología se genera negocio por sí solo”, remató este experto, probablemente, el mayor en España en el ámbito de las TIC y la discapacidad.

Luis Miguel Belda
Director de Comunicación en la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA) y Redactor jefe en TodoStartups