Las empresas TIC crecen ligeramente, aunque la facturación sigue en negativo

Rate this post
Empresas TIC

Según el barómetro mensual TIC Monitor, correspondiente a febrero, elaborado por VASS y el Centro de Predicción Económica CEPREDE, el sector de las TIC experimentó un crecimiento progresivo con respecto al mes pasado, aunque su facturación continúa en negativo, con un -5,1%. «El empeoramiento tiene su origen en el recrudecimiento de la pandemia experimentado en enero y en la incertidumbre subsiguiente», explica Antonio Rueda, director de VASS Research y responsable de TIC Monitor.

Pese al contexto actual de facturación, marcado por las consecuencias del coronavirus, el sector de empresas de Tecnología de la Información y la Comunicación, TIC, sigue manteniendo una gran distancia respecto al resto de empresas del conjunto del sector servicios, sobre todo, en lo referente a la demanda de talento especializado con una separación entre ambas de 6 puntos porcentuales.

Esta situación se refleja en la evolución de la cifra de negocio, que cae un 10,8% frente a la contracción del 13,1%. Esto consolida una tendencia lenta pero constante, otorgando una mayor resiliencia de algunos sectores clave de la estructura económica que han sufrido un gran impacto.

La caída de la actividad debido al coronavirus sigue en alza, pero los datos del estudio muestran unas buenas expectativas que “retratan un buen futuro, a medio y largo plazo, que aguarda a este sector, clave para la recuperación económica”, afirma Rueda.

Datos en la generación de empleo

En cuanto al ámbito de la creación de empleo tanto el factor negativo de facturación como la pandemia, no han impedido la generación de empleo y la cifra aumentó con respecto al 2019 de 342.000 a 345.000 ocupados.

En el sector de servicios digitales el ritmo de caída se sigue suavizando y avanza hacia una próxima recuperación. Rueda destaca “el impacto de la crisis sanitaria en el sector, ya que, respecto a 2019, el sector de servicios digitales ha perdido 3,8 puntos en su ritmo de creación de empleo, lo que equivale a 10.600 empleos potenciales que hubieran podido crearse en circunstancias normales durante 2020, unos 4.000 en el ámbito más estrictamente tecnológico”.

En lo que concierne al futuro del sector, los empresarios no lo ven tan claro. Solo un 53,8% de los empresarios del sector TIC esperan una creación neta de puestos de trabajo a corto plazo debido a la caída del indicador de los +14,3 puntos hasta los +7 puntos.

Asimismo, si en enero, el 62,5% confiaba en una crecimiento de la facturación, en febrero el 55,2% percibe un empeoramiento debido “al jarro de agua frío de la segunda ola experimentada en enero y de la subsiguiente incertidumbre”, manifiesta Rueda.