Microsoft cierra todas sus tiendas físicas y se centra en las ventas por Internet

Microsoft ha tomado una decisión que cambiará su forma de hacer negocios. Y es que el gigante tecnológico ha anunciado el cierre de todas sus tiendas físicas en todo el mundo, enfocándose en la venta a través de Internet y, por supuesto, los distribuidores externos independientes.

A lo largo de toda la cuarentena con motivo del coronavirus, las tiendas de Microsoft han permanecido cerradas y así se quedarán. La compañía contaba con 83 Microsoft Stores, la mayoría ubicadas en Estados Unidos, donde se abrieron como una forma de respuesta a la iniciativa de su principal rival, Apple, cuyas tiendas se han convertido en todo un símbolo de la marca.

Según ha explicado Microsoft el cierre de las tiendas de la marca por la crisis del coronavirus provocará unas pérdidas de unos 450 millones de dólares que se anotarán en el último trimestre de su ejercicio fiscal que acaba esta semana. 

Ahora bien, Microsoft ha señalado en declaraciones a Reuters, que los miembros del equipo minorista de la compañía seguirán dando servicio a los clientes desde las oficinas de Microsoft y a través del teletrabajo se realizarán las ventas, capacitación y soporte.

Por tanto, Microsoft va a dedicar todo su esfuerzo a los medios online, anunciando también que se llevarán a cabo inversiones en sus escaparates digitales en Microsoft.com y en tiendas en Xbox y Windows.

El gigante tecnológico ha señalado que se empezarán nuevos servicios como el soporte con videochat personalizado cliente a cliente, videotutoriales online y talleres virtuales con soluciones digitales, para dar un mejor servicio a los clientes de todo el mundo. 

Otro de los cambios que se llevarán a cabo en la empresa es que se reimaginarán sus espacios corporativos que llevan a cabo servicios con los clientes. En este ámbito se encuentran espacios como los Centros de Experiencia de Microsoft en Londres, Nueva York, Sydney y en Redmond, en Estados Unidos, donde se encuentra la sede oficial de Microsoft.

David Porter, vicepresidente corporativo de la compañía, ha señalado que “nuestro equipo ha demostrado su capacidad sirviendo a clientes más allá de cualquier ubicación física”. Y es que la pandemia  del coronavirus ha obligado a una reconversión online a la que se han adaptado los trabajadores de la empresa y por lo tanto continuarán así tras la crisis del coronavirus.

Porter ha indicado que durante el confinamiento los trabajadores de Microsoft han asesorado, guiado a los usuarios a través de llamadas, incluyendo no sólo a los usuarios individuales, sino también a las empresas o centros educativos. En concreto, el equipo de Microsoft ha organizado más de 14.000 talleres online, campamentos de verano y más de 3.000 graduaciones virtuales. 

Las tiendas de Microsoft nacieron con la intención de dar mayor visibilidad a la marca y competir con una de sus rivales, Apple, cuyas tiendas son todo un símbolo de la compañía. Pero el hecho de que las ventas han continuado a pesar de su cierre por la pandemia ha provocado también este cambio en la estrategia de Microsoft. 

 

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.