Microsoft paraliza el despliegue del nuevo Windows 11 por problemas en su rendimiento

Rate this post

El gigante tecnológico Microsoft ha tenido que tomar una drástica solución a los problemas que han tenido algunos usuarios al descargarse la última actualización de Windows 11. Y es que la compañía ha tenido que paralizar esta última versión del sistema operativo ya que algunos usuarios experimentaban problemas de ralentización de determinados juegos y aplicaciones desde que se descargaron la última actualización de Windows 11.

Y lo ha hecho tan sólo unas semanas después del gran despliegue de Windows 11 (22H2), la última gran actualización del sistema operativo que promete mejoras en la seguridad, accesibilidad y productividad.

Pero Microsoft ha registrado algunos problemas en los equipos actualizados a esta última versión de Windows 11, ya que algunos usuarios vieron cómo se ralentizaba su equipo con videojuegos y aplicaciones.

Según explican desde Microsoft Aprender, se habilitaron funciones de “depuración de rendimiento de GPU que no estaban destinadas a los consumidores”, por lo que Microsoft ha decidido paralizar la actualización para los equipos afectados, a los que no se ofrecerá la actualización hasta que se resuelva el problema.

Windows 11 se puede descargar sólo en dispositivos que tengan una serie de requisitos, pero aquellos que los cumplan y que todavía no lo hayan podido actualizar pueden ver si está disponible en la opción de buscar actualizaciones y allí descargar e instalar.

Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.