Neki, la startup aragonesa que aúna tecnología y RSC

Relojes, cinturones y monederos se alejan de su funcionalidad habitual para servir como dispositivo GPS que facilite la localización de la persona que los porta. Nacho Vilalta, Raúl Novoa y Rafael Ferrer son los fundadores de Neki, una startup aragonesa que ha ido creciendo de manera progresiva hasta colocarse en el mercado emergente. “Más de 2.000 familias usan Neki”, según datos recogidos en su página.

“Ideal para personas mayores con riesgo a desorientarse o enfermos de Alzheimer en fases iniciales. Cada persona y situación es distinta, por eso ofrecemos diversos dispositivos GPS según el sexo y estilo de vida del anciano. Dignificamos a la tercera edad”, puede leerse en su web.  Los familiares podrán conocer el recorrido realizado en “caso de pérdida o despiste”, según recoge la web de Neki. La batería no supone un problema, pues tiene larga duración, entre 2 y 3 días, recibiendo notificaciones cuando comienza a agotarse.

De entre sus funcionalidades, Neki trata de “aportar tranquilidad a la familia y cierta autonomía a la persona mayor”, pudiendo monitorizar cada movimiento y recibiendo alertas en caso de situación de emergencia, además de consultas ilimitadas de la posición GPS. Dispone de un botón de socorro que  ayuda a la persona que lo porta para alertar a sus familiares de cualquier incidente o situación de emergencia que puedan estar atravesando.

Neki no solamente lanza su oferta para clientes senior, también cuenta con Nock Junior, un reloj localizador para niños, con oferta de diferentes tarifas. “La nueva manera de conectar padres e hijos. Tendrás la tranquilidad de saber dónde están y hablar con ellos en cualquier momento”. La versión junior tiene las mismas ventajas que Nock Senior, además de ofrecer la posibilidad de realizar y recibir llamadas desde el reloj tan solo pulsando un botón, lo que facilita su manejo por parte del menor.