La App móvil de Facebook, un castigo

La App móvil de Facebook, un castigo

Diez años de historia. Una evolución constante. Una red conocida por todos, la primera en el ranking de las más utilizadas y a la que los usuarios dedican más tiempo (ni más ni menos que 4,84 horas por semana). Estos datos, obtenidos del V estudio de redes sociales del IAB (Interactive Advertising Bureau), no dejan lugar a dudas: el medio inventado por Mark Zuckerberg sigue mandando en la Social Media y es un espacio fundamental para las marcas, que tienen en Facebook un buen espacio para desarrollar acciones de Marketing 2.0. Sin embargo, hay algo que no cuadra en esta evolución: la nefasta aplicación para dispositivos móviles de la red social que marcó un antes y un después en la historia de la web 2.0.

Según los datos del estudio mencionado anteriormente del IAB, hay desde tablets un 92 por ciento de conexiones a Facebook. También según sus cifras, el uso del móvil para conectarse a redes sociales creció un 25 por ciento de 2012 a 2013. Pero ni siquiera hace falta recurrir a estudios para señalar que el uso de teléfonos y tabletas para relacionarnos con el resto del mundo a través de las redes sociales va en aumento. ¿A qué viene, entonces, que Facebook castigue a sus usuarios con una aplicación que no responde o responde mal? Es una APP que está en constante revisión y actualización, pero que es capaz de ofrecer una navegación satisfactoria al usuario.

¿Cuál es su principal deficiencia? El desorden de contenidos que, constatado está, nada tiene que ver con el Edgerank (algoritmo de Facebook). Cuando consultamos la aplicación y la actualizamos para revisar las nuevas historias, encontramos en nuestro muro un auténtico desastre cronológico: el cambio de la foto de perfil de un amigo (hace una hora), la actualización de otro contacto (hace 11 horas), una publicación de una página (hace 5 horas), un post de alguien a quien seguimos (hace 2 horas) y, después, la imagen colgada por una página a las 23.40. ¿Qué comparativa hay con respecto a la aplicación de Twitter, eficiente y rápida? ¿Por qué incorporar constantemente funcionalidades sin hacer antes que la navegación del usuario sea más satisfactoria? Como muestra un botón: tres capturas de pantalla de valoraciones de usuarios de Apple sobre la aplicación:

La App móvil de Facebook, un castigo

¿Cuál es el riesgo que está corriendo Facebook? Parece claro: los inquietos usuarios de las redes sociales primamos la inmediatez y el orden. Queremos aplicaciones rápidas que responsan a nuestras necesidades, como la de Twitter. Y muchos no tendrán problema en mudarse o migrar al constatar que Facebook está prestando más atención a sus ingresos publicitarios que a mejorar un servicio que no es futuro, sino presente.

¿Te desespera a veces la aplicación de Facebook? ¿Alguna vez has pensado en desinstalar la aplicación de tu móvil o tablet? ¡No eres el único!