RGPD: “Una oportunidad para poner orden y renovar las bases de datos”

Joaquín Danvila, director de Marketing del Grupo CEF.- UDIMA (derecha, hablando), durante su intervención en la primera mañana del congreso South Summit en La N@ve. |FOTOGRAFÍAS: Marta Peiro

El nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) entró en vigor el pasado 25 de mayo en España, con el objetivo de proteger los datos de los usuarios frente a los abusos o la mala utilización de los mismos por parte de las empresas. A partir de ahora, las compañías precisan del consentimiento expreso de los usuarios para almacenar su información. Esto, que para algunos supone un cambio a peor, para Joaquín Danvila constituye una oportunidad.

El director del departamento de Marketing del Grupo Educativo CEF.- Universidad UDIMA declaró en una intervención en la primera jornada del congreso South Summit, celebrado en La N@ve, que el RGPD “ha sido una oportunidad para poner cierto orden, cierta limpieza, en las bases de datos, hacer labores específicas de renovación y actualización de las mismas, y ser honestos con nuestras acciones”.

Aunque admitió que en todos los sectores “estamos teniendo una confirmación explícita del consentimiento para el tratamiento de datos con fines comerciales con porcentajes relativamente reducidos” y que “se ha convertido en una limitación” para dicho tipo de acciones, calificó el nuevo reglamento de “necesidad”. “Ahora vamos a los que de verdad están interesados, mientras que antes tirábamos muchas acciones comerciales sobre una base de datos realmente poco útil”, opinó.

El profesional en marketing e ingeniero de formación consideró que “está suponiendo un revulsivo para buscar nuevas formas de llegar a nuevos mercados al no tirar de la base de datos como recurso fácil”. A pesar de esta facilidad, el directivo del Grupo CEF.- UDIMA afirmó que “estaban siendo acciones muy caras: contactar con 600.000 alumnos para que un 1 o 2% te responda es muy costoso”. “Y en el CEF.- tenemos cerca de 850.000 contactos de antiguos alumnos”, apuntó.

Para Danvila, la clave de los nuevos métodos empleados en la gestión empresarial y comercial es “que el dato mantenga la privacidad. No almacenar ni maltratar datos e intentar culturizar al mercado”. Citó como ejemplo la publicidad programática, que “aprovecha el uso del conocimiento que tiene de los datos, pero es tecnología que no los almacena para la empresa, mantiene la privacidad”, aseguró.

Tras la implantación del RGPD, el profesional del Marketing analizó los “tres caminos” que esta regulación ha de seguir. Estos se traducen, explicó, en la aplicación del reglamento, ya que “todavía no ha habido las auditorías necesarias, el suficiente volumen de jurisprudencia”; el comportamiento del cliente, que “intranquiliza” a las empresas por sus posibles reclamaciones; y la tendencia tecnológica que seguirá. “Yo creo que el siguiente paso será empezar a regular las publicidades programáticas, las redes sociales, etc…”, predijo.