Siemens recortará 4.500 puestos de trabajo en todo el mundo

Siemens recortará 4.500 puestos de trabajo en todo el mundo

Siemens no ha acabado con los cambios que tiene que llevar a cabo para la reestructuración de la empresa, y ha anunciado que recortará 4.500 puestos de trabajo en todo el mundo.

Y es que la compañía de ingeniería y energía ya había informado el pasado febrero de que tenía que despedir a 7.800 empleados, por lo que al parecer el recorte será mayor a finales de año.

El grupo alemán de ingeniería y energía ha hecho públicos sus cuentas del segundo trimestre y según la información recogida por Reuters, ha registrado un incremento del 293% del beneficio neto, llegando a los 3.908 millones de euros.

En cuanto a la distribución de los recortes de plantilla, la compañía no ha indicado cómo afectará a los distintos países, con la excepción de Alemania, donde ha informado de que se despedirán 2.200 empleados.

El objetivo de esta decisión es incrementar la rentabilidad del negocio de generación de su división de gas y electricidad, sin olvidar la reestructuración de actividades de baja rentabilidad crónica. Y es que la caída de los precios, la competencia en el sector, la sobrecapacidad en algunas regiones sobre su negocio de gas y electricidad, y los cambios regulatorios del sector, han hecho que la compañía tenga que tomar esta decisión para así enfrentarse a estas dificultades.

Ahora bien, la firma alemana tiene también previsto invertir, en concreto unos 100 millones de euros para la investigación y desarrollo que le puedan ayudar a mejorar los costes y optimizar la estructura del portfolio.

Siemens ha presentado sus datos financieros relativos al segundo trimestre y el incremento del beneficio neto ha sido la consecuencia de la venta de negocios como el de asistencia auditiva e información hospitalaria.

En cuanto a los ingresos, Siemens ha registrado un incremento del 6,6%, llegando a la cifra de 35.464 millones de euros y confirma sus previsiones de crecimiento en torno al negocio, aunque considera que será un año fiscal “complejo” debido a las tensiones geopolíticas. De cualquier manera, sus previsiones son positivas, al menos creen que los ingresos se mantendrán estables.