Tik Tok, acusada de enviar datos de sus usuarios sin su consentimiento

La red social Tik Tok, que se ha convertido en una de las grandes estrellas entre los usuarios de Internet en los últimos tiempos, se enfrenta a un problema. Y es que la compañía es el objetivo de una demanda colectiva en el estado de California en la que se le acusa de estar utilizando los datos de sus usuarios de una manera poco transparente.

La demanda colectiva, tal y como informa Reuters, se ha presentado ante la Corte Federal de California la semana pasada, y acusa a la red social, cuya seña de identidad es los videos de tan sólo 15 segundos que está haciendo furor en entre los usuarios, de enviar datos de sus usuarios a China sin su consentimiento. En concreto, la demanda destaca que la red social ha podido conseguir los borradores de los vídeos que no se llegan a publicar por parte de sus usuarios que, no han dado su consentimiento. Otra de las cosas de las que se acusa a la empresa china Tik Tok, y a la empresa a la que pertenece ByteDance, es que las políticas de privacidad son un poco ambiguas. 

De acuerdo con la demanda, el temor principal de los que la han presentado sería que estos datos recopilados por Tik Tok puedan ser utilizados para identificar usuarios y rastrearlos en Estados Unidos. 

Asimismo, este documento que se ha presentado ante la Corte Federal de ese estado indica que la compañía china podría estar usando esos datos para vender publicidad segmentada, es decir, orientada a cada usuario, según sus preferencias y gustos a la hora de consumir Internet.

Del mismo, modo, una estudiante universitaria de California también ha denunciado a Tik Tok, Musical.ly y ByteDance por violar las leyes federales de fraude informático. En concreto, se especifica el temor que se tienen a que se utilicen las grabaciones en primer plano de los usuarios para hacerse con datos biométricos de los usuarios.

De acuerdo con la agencia estadounidense, Tik Tok estaría recopilando datos relacionados con los números de teléfonos, la dirección de correo electrónico, la dirección IP o la ubicación, todo ello sin tener la autorización expresa por parte de los usuarios que tan sólo aprueban las condiciones legales de la red social pero que están redactadas de una manera un tanto ambigua. 

Esta red social, que cuenta ya con 1.500 millones de descargas en las tiendas de aplicaciones, está ganando cada vez más protagonismo entre los usuarios de las redes sociales que, por otra parte, también establecen políticas de privacidad que han sido ampliamente cuestionadas, ya que está claro que usan los datos de sus usuarios con fines que no están del todo claros.

Pero en este caso, las sospechas se producen en un ambiente un tanto caldeado entre Estados Unidos y China que siguen al pie de guerra en cuanto al sentido comercial se refiere.

Por el momento, se desconoce cómo evitar que esta red social pueda acceder a estos datos sin haber dado el consentimiento expreso, por lo que se recomienda dejar de utilizarla hasta que todo esté un poco más claro.

 

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.