Twitter, demandada por el impago del alquiler de su oficina en San Francisco

Rate this post

Elon Musk empieza el año con problemas legales. Y es que el multimillonario y propietario de Twitter ha sido demandado por no pagar el alquiler de una de las oficinas de la red social de microblogging en San Francisco, Estados Unidos.

En concreto, la demanda se sustenta en el retraso que ha tenido la compañía en el pago del alquiler de las oficinas ubicadas en el 650 de California Street, donde la plataforma tiene un espacio en el piso 30 y la cifra asciende a 136,250 dólares.

La demanda, presentada el pasado 29 de diciembre en la corte estatal de San Francisca, considera que Columbia Reit, el arrendador del edificio, envió un aviso de falta de pago el pasado 16 de diciembre, dándole a la compañía cinco días para pagar lo debido, según explican desde USA Today.

Musk, por el momento, no se ha pronunciado por este impago, pero está claro que está inmerso en muchos frentes, ya que sigue haciendo cambios en Twitter a la vez que se enfrenta a estos problemas legales.

Pero parece que no es el único impago que está realizando la compañía, ya que la otra sede de la compañía, ubicada en otra dirección de San Francisco, también ha sufrido algunos retrasos en el pago, según The New York Times.

Hay que recordar que Elon Musk compró Twitter por 44.000 millones de dólares después de muchos dimes y diretes que finalmente acabaron en la compra por el precio establecido desde el principio. Desde entonces, Musk ha tomado muchas decisiones, empezando por el despido de ejecutivos y de buena parte de la plantilla, además de cambios en la política de contenido de la red social. 

Musk ha ido gastando mucho dinero en este proyecto que se ha tomado de manera muy personal, ya que ha enarbolado siempre la bandera de la libertad de expresión a pesar de que, hace unos días, suspendió las cuentas de unos periodistas que informaron sobre el magnate. 

Tal ha sido la inversión, que Musk ha perdido su puesto como hombre más rico del mundo, según Forbes. Y es que el magnate ha tenido que vender parte de las acciones de Tesla, empresa de fabricación de coches eléctricos del que es fundador y máximo responsable.

Musk ha sufrido muchas críticas, e incluso puso en marcha una encuesta para saber si tenía que dejar su puesto al frente de Twitter, que terminó con una respuesta positiva por parte de una mayoría de los participantes. Las encuestas de Musk en su perfil oficial son tenidas muy en cuenta por parte del multimillonario e incluso afirmó que dejaría ser CEO de Twitter en el momento en el que encontrara un sustituto.

 

Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.