Twitter subasta el mobiliario de su sede central en San Francisco

Rate this post

Twitter está aprovechando cada céntimo que puede. Si tras la compra por parte del magnate Elon Musk ya se produjo un recorte de personal, ahora la cosa se ha puesto más materialista, ya que la compañía ha subastado mobiliario y otros objetos emblemáticos de su sede central de San Francisco.

Pero el artículo que ha sobresalido por encima de todo ha sido la estatua del logo azul brillante de Twitter, que se ha vendido por 100.000 dólares, convirtiéndose así en el más caro de la subasta que se realizó por parte de Heritage Global Partners, según han explicado desde la BBC.

Ahora bien, este símbolo de Twitter no ha sido lo único que ha vendido la compañía de su sede de San Francisco, sino que ha tenido suerte con otros objetos de las oficinas, como un letrero de neón de Twitter que se vendió por 40.000 dólares, una maceta con el símbolo de la arroba que se cerró con el precio de 15.500 dólares, una mesa de conferencias de madera recuperada que se vendió por 10.500 dólares, una lujosa máquina de espresso que consiguió el precio de 13.500 dólares, lo que significa una rebaja significativa si se quiere conseguir al por menor, o una silla Eames, cuyo valor aumentó en la subasta al conseguir 1.400 dólares, cuando el precio original nuevo sería de 1.195 dólares.

Twitter también se ha deshecho de otros artículos de la sede, como un horno asador, una silla de trabajo de alto rendimiento o un kegerators, también conocido como refrigeradores de cerveza.

La subasta se produce después de que el multimillonario fundador de Tesla y SpaceX advirtiera en noviembre de una considerable caída de ingresos debido a la fuga de los anunciantes tras entrar al poder. 

Eso sí, un representante de Heritage, la compañía encargada de hacer la subasta, ha indicado a Fortune que la subasta no tiene nada que ver con la situación financiera de Twitter ya que es imposible que lo que se recoja pueda solucionar los problemas financieros que tiene la compañía.

Hay que recordar que hace unas semanas salió a la luz que la compañía había dejado de pagar el alquiler de algunas sedes de Twitter, por lo que ahora se tiene que enfrentar a una demanda por parte de los dueños.

 

Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.