Uno de cada cuatro usuarios de Facebook eliminaron la app de sus móviles

El escándalo de Cambridge Analytica no ha sentado nada bien a Facebook ya que desde que salió a la luz la filtración masiva de datos que afectó a unos 87 millones de usuarios, la red social ha ido perdiendo usuarios e incluso uno de cada cuatro estadounidenses borraron la app de sus móviles.

Así se desprende de un estudio realizado por Pew Research Center que encuestó a más de 4.500 adultos de Estados Unidos entre finales de mayo y principios de junio del año pasado, justo cuando el escándalo de Cambridge Analytica fue hecho público. En concreto, esta investigación destaca que más de la mitad de los encuestados, concretamente el 54 por ciento, habían cambiado los ajustes de privacidad en los doce meses anteriores a la encuesta y que el 42 por ciento dejó de utilizar la red social durante al menos algunas semanas.

De acuerdo con este informe, siete de cada diez estadounidenses han llevado a cabo alguna acción en Facebook durante los meses anteriores a la encuesta, entre las que están el cambio de la configuración, la desconexión de la red social durante unas semanas o la eliminación de la app en su dispositivo móvil, acción que han realizado un 26% de los encuestados.

Se trata de datos que sólo revelan la reacción del público de Estados Unidos pero se estima que este comportamiento se podría haber repetido en el resto del mundo, sobre todo a raíz del escándalo.

Si se echa un vistazo a los datos más específicos, se puede observar que una buena parte de los que realizaron estas acciones fueron jóvenes. En concreto, el 44 por ciento de los usuarios de entre 18 y 29 años indicó que había eliminado Facebook de su teléfono, mientras que sólo el 12 por ciento de los que realizaron esta misma acción fueron mayores de 65 años, lo que ha puesto en tela de juicio la capacidad que tiene la red social de mantener a la gente joven entre sus filas.

Ahora bien, en lo que más se centraron los usuarios fue en la configuración de privacidad, pero el estudio explica también que esto podría deberse a la campaña que realizó Facebook en la que se instaba a los usuarios a echar un vistazo a su configuración y optar por una vía más segura.

El escándalo de Cambridge Analytica ha puesto en tela de juicio la capacidad de Facebook en materia de seguridad y tuvo no sólo consecuencias económicas sino también que afectaban a la opinión pública. De hecho, el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, tuvo que comparecer ante el Congreso de los Estados Unidos y el Parlamento Europeo para dar explicaciones sobre la filtración de datos que afectó a 87 millones de usuarios. En estas comparecencias, Zuckerberg entonó el mea culpa y aseguró que desde la compañía se está trabajando para que esta situación no vuelva a sucederse. Desde entonces, la red social ha eliminado aplicaciones que estaban utilizando los datos de sus usuarios para transmitirlos a terceros usuarios.

 

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.