WhatsApp recula y mantendrá las cuentas que no acepten los nuevos términos de privacidad

Queda poco para que la nueva política de privacidad de WhatsApp entre en vigor, aquella que causó tanta polémica y que provocó un escapada más o menos generalizada de usuarios a sus rivales, Telegram y Signal. 

Pues bien, WhatsApp acaba de dar marcha atrás en una de sus decisiones más importantes al respecto. Y es que si hace unas semanas la compañía anunciaba que todos aquellos usuarios que no aceptaran los nuevos términos de política de uso de los datos antes de que comience su andadura, el próximo 15 de mayo, no podrían usar sus cuentas de WhatsApp nunca más, ahora las condiciones han cambiado.

En concreto, los usuarios que no acepten las nuevas políticas de uso de WhatsApp podrán continuar utilizando la app, sin ningún problema, pero recibirán “amables recordatorios” para informar a dichos usuarios al respecto y quizás, intentar que cambien de idea.

En dicho mensaje o recordatorio, WhatsApp informará a los usuarios de los cambios en su servicio a la hora de recopilar los datos de sus usuarios y su tratamiento, además de la manera en que los negocios podrán usar los servicios alojados de Facebook para almacenar y administrar sus chats de WhatsApp.

Según ha indicado WhatsApp en un comunicado recogido por The Next Web, nadie perderá la funcionalidad del servicio, argumentando que la mayoría de los usuarios que han recibido la notificación con los nuevos cambios en su política de uso de los datos personales han aceptado. 

Ahora bien, lWhatsApp ha señalado que estos recordatorios se enviarán a los usuarios de la compañía en las próximas semanas.

Esto se produce después de que este cambio de políticas de uso de los datos personales de WhatsApp causara un gran revuelo entre los usuarios, que temían que las conversaciones y la información compartida con sus contactos llegara a manos de Facebook, que es el dueño de la compañía. 

Tal fue el revuelo en enero, cuando salió a la luz todo este asunto, que muchos usuarios decidieron abandonar el barco de WhatsApp y mudarse a otras apps de mensajería instantánea que ofrecieran unas políticas de uso mucho más privadas, como Telegram o Signal, que han salido beneficiadas con este cambio.

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.