Zuckerberg respalda la regulación estatal de las redes sociales

Mark Zuckerberg, cortesía de Facebook

El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, ha apoyado la idea de la regulación de las redes sociales por parte de los organismos estatales y europeos, que puedan servir de guía para que las plataformas de redes sociales puedan seguirlas y apoyarse en ellas.

El ejecutivo, que ha participado en la 56 Conferencia de Seguridad de Múnich, ha indicado que las redes sociales necesitan de una guía para combatir los riesgos que puede tener Internet, como la difusión de contenido relacionado con el odio y ofensivo o el robo de los datos personales, entre otras cosas.

En este sentido, Zuckerberg ha indicado que mientras dicha regulación no esté en pie, las redes sociales como la suya, seguirán trabajando para implementar medidas para proteger todos estos aspectos, asegurando que en ningún momento Facebook ha tenido la intención de promover la desinformación.

Asimismo, Zuckerberg ha insistido en el hecho de que los gobiernos culpen a las redes sociales de la vulneración de datos de los usuarios, ya que los propios usuarios también son responsables de su grupo de contactos y de amigos, así como de la información que comparte y los mensajes que distribuye online.

El ejecutivo de Facebook también ha informado de que la compañía cuenta con 35.000 personas trabajando en la revisión de contenido y que se eliminan millones de cuentas falsas al día gracias al trabajo tecnológico detrás de la red social y de estos trabajadores.

Del mismo modo, Zuckerberg ha admitido que Facebook debe aceptar la regulación estatal en Europa, reconociendo que la plataforma se sitúa “en algún lugar entre un periódico y una compañía telefónica”.

En concreto, el ejecutivo de Facebook ha señalado que en la actualidad existen dos marcos para las industrias existentes, uno para periódicos y medios de comunicación y el otro para las compañías de telecomunicaciones. “No se hace a una compañía de telecomunicaciones responsable si alguien dice algo dañino en una línea telefónica. Nosotros deberíamos estar en algún punto intermedio”, ha insistido.

En los últimos años, Facebook se ha tenido que enfrentar a numerosos problemas, comenzando con el escándalo de Cambridge Analytica que afectó a unos 87 millones de usuarios. También ha tenido que luchar contra las fake news, la difusión de contenidos de odio y la desinformación, a lo que se ha enfrentado en numerosas ocasiones, eliminando cuentas que eran falsas y que estaban promoviendo determinados mensajes que no se adaptan a lo establecido en las normas de comunidad de la red social.

 

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.