¿Fue tan duro el último cambio de Google como esperábamos?

¿Fue tan duro el último cambio de Google como esperábamos?

Seguro que ya estás al tanto del último cambio del algoritmo de Google. Sí, aquel que se encargaría de fulminar las webs que no corrieran con los tiempos y se adaptaran a los dispositivos móviles. Fueron muchos los que, por si las moscas, llevaron a cabo las adaptaciones precisas, pero, ¿realmente el cambio fue tan duro como se esperaba?

A ti que te preocupa el posicionamiento de tu web, lo que te vamos a contar a continuación no te dejará indiferente.

Lo primero que cabe destacar de la última modificación del algoritmo del motor de búsqueda rey es, sin duda, que hizo algo que nunca había hecho antes con respecto a sus cambios: anunciar una fecha y explicar el objetivo. Así, este tuvo lugar el 21 de abril y Google dio un margen de semana y media para aplicar los nuevos cambios de forma completa. ¡Y no solo eso! En esta ocasión también anunció que el principal motor de esta modificación  tendría en cuenta las versiones móviles de las webs para conseguir o no posiciones destacadas en los resultados.Ante esta noticia todo el mundo se esperaba que beneficiara de forma muy positiva a aquellos que habían cumplido con sus expectativas y que castigara duramente a quienes osasen ignorar sus normas, llegando hasta el punto de nacer un término nuevo para definir la matanza que se avecinaba: el mobilegeddon. Pero parece haberse demostrado que ni los obedientes súbditos gozaron de tantos privilegios ni la condena de los rebeldes fue tan magna.

Claro que no vayas ahora a imaginarte que Google solo ladra y no muerde, pues estas son las apreciaciones que se han visto hasta el momento, pero nadie asegura que no vayamos a ver cambios importantes en breves, pues este puede ser el anuncio de las pautas que seguirá de ahora en adelante y no mostrar todavía resultados fuertes.

¿Aún no has adaptado tu página a los requisitos del nuevo algoritmo de Google? Pues, toma nota de lo que pide para que no se te escape nada. Lo que prima es el aspecto mobile. Tu web tiene que funcionar igual de bien en un ordenador que en una tablet o en cualquier otro dispositivo móvil sin perder calidad. Así, por ejemplo, los links demasiado pegados que hagan sentir a tus usuarios con el síndrome de los dedos gordos tienen que desaparecer a la de ya. Por supuesto, si tu página tiene un diseño responsive que se adapte a cualquier pantalla y no tarda en cargar a Google le caerás todavía mejor, entre otras muchas cosas.

Recuerda que aunque de momento parezca un cambio simbólico nadie te asegura que el mobilegeddon no vaya a llegar. Y si no llega siempre tendrás a tus usuarios más contentos si pueden disfrutar de tus contenidos sin dejarse la vista en el intento. ¡No esperes más para adaptar tu página al aspecto mobile!

Campeon del mundo del amor. Amo a mi familia,amigos,trabajo,.,. Quien me conoce bien dice que soy El puto amo r Murcia · blogtimista.es

No hay comentarios

Dejar respuesta