‘I Digitaliza(mos)’ de Móstoles: “O eres empresa digital o no eres”

dig
Los ponentes de la mesa redonda en el ‘I Digitaliza(mos) de Móstoles, este viernes. | Fotos: Alberto Orellana

En una eclosión constante de cambios digitales en nuestra sociedad y la rapidez con la que estos se producen, todavía hay empresas que parecen tener cierto miedo escénico a la digitalización. De esa capacidad para saber lo que las empresas necesitan y de cómo pueden aprovecharlas con las nuevas herramientas tecnológicas disponibles se ha hablado este viernes en el ‘I Congreso Digitaliza(mos)’ en Móstoles. Organizado por Móstoles Empresa y la Confederación Empresarial de Madrid-CEOE (CEIM), se ha expuesto y debatido sobre la transformación digital que deben afrontar los empresarios.

De ello se han encargado diferentes expertos, como el director de Márketing del grupo CEF.-UDIMA, Joaquín Danvila, o los ponentes del debate sobre ese saber aprender a reconocer “lo que tu empresa necesita y adaptarse a los cambios, pues “todos tienen las mismas herramientas”, ha comentado Miguel Ángel Garrido, empresario “tradicional” de agencias de viajes. Garrido a insistido en la necesidad de innovar: “O cambias o mueres”.

En la misma línea Carles Enric López señaló la importancia de saber “hacer cosas que antes no podíamos”, que representan en su opinión la idea de la transformación digital. Hoy en día, “o eres digital o no eres”, ha resumido el CEO de Netmaps, quien destaca dos aspectos de una transformación que le permite “gestionar la empresa sentado en el sofá”. Por un lado las nuevas herramientas generan “mayor dependencia”, pero también permiten tener mayor libertad para lo que tú quieras hacer con tu tiempo”, ha señalado.

Un análisis igualmente pragmático es el que ha hecho la profesora universitaria y CEO de Alise Devices S.L., Beatriz Cerrolaza, quien ha afirmado que, aunque “es innegable que hay una transformación digital, también es cierto que “siguen haciendo falta elementos físicos (como los propios móviles para las aplicaciones) y que, entre todos, “estamos aprendiendo, como clientes y como usuarios, a diferenciar la calidad y a saber lo que necesitamos”.

Otro de los temas que más debate y participaciones ha suscitado ha sido el de la relación de las universidades españolas con la transformación digital y las empresas. Una cuestión que la periodista María Jamardo ha trasladado, como moderadora del debate, a los ponentes, que en general han coincidido: “La distancia entre la universidad y las empresas sigue siendo brutal”. Así lo ha abreviado Alejandro San Nicolás, presidente de Móstoles Empresa, organizadora del evento.

dig
Los ponentes durante el debate.

“La universidad no va los suficientemente rápida” para alcanzar “el proceso de digitalización de nuestras vidas”. Así ha coincidido con San Nicolás el ingeniero de Telecomunicaciones Mauro García, que ha clamado la necesidad de que la universidad se actualice más a menudo para no graduar a “ingenieros obsoletos”.

Para San Nicolás la realidad es que “el profesorado en general no tiene activadas ni se forma en competencias digitales” más allá de las plataformas online como recursos complementarios. Algo “terrible” en su opinión, ya que obliga a las empresas a acercarse a las universidades. No obstante, según él ni siquiera “las propias empresas tienen una adaptación digital real”. Se limitan al correo y la web, ignorando las inmensas posibilidades inexploradas de las aplicaciones móviles.

Las empresas “necesitan imperiosamente tener analistas que les traduzcan los datos (Big data) de forma útil para poder ser competitivos” y puedan responder a las necesidades “de un cliente muy poderoso”. Así de esclarecedor se ha mostrado Miguel Ángel Garrido, quien ha reconocido cómo su negocio tradicional de agencias de viajes se ha “convertido en otro” muy distinto al de hace 30 años.

La transformación digital elimina lo que no aporta valor “como los intermediarios”, según ha señalado San Nicolás, quien ha alabado a Carles Enric López, el ejemplo de transformación cultural y digital en las empresas, y que demuestra que “la transformación es real; sólo hay que aplicar el modelo”. Un modelo en el que prima “ser disruptivo tecnológica y socialmente” como ha aclarado López.

El CEO de Netmaps, muy crítico con la relevancia de la universidad hoy en día, ha valorado por encima de todo la capacidad de “intentar anticiparse” y saber explotar el valor añadido de un producto. Para él, más que personas con varias carreras, la gente realmente válida es aquella que ha cometido errores y “sabe solucionar problemas”. Gente que sabe aprender cree en el ensayo y error, y que es la que “debe sumar en una sociedad”.

No hay comentarios

Dejar respuesta