Facebook negocia con bancos el acceso a los datos de sus clientes

La red social Facebook continúa con sus intenciones de abarcar numerosos sectores. En esta ocasión le ha tocado el turno a la banca, ya que la compañía liderada por Mark Zuckerberg, que hace unos meses se vio envuelta en el escándalo de Cambridge Analytica y la filtración masiva de datos que afectó a 87 millones de usuarios, ha pedido a una serie de bancos estadounidenses que compartan información sobre sus clientes.

Según explica Reuters, Facebook ha pedido a bancos como JPMorgan, City y Wells Fargo ese tipo de información con la intención de hacer promociones especialmente dirigidas a sus clientes. The Wall Street Journal, que también ha informado sobre este acercamiento, ha indicado que uno de los bancos se ha retirado de las negociaciones aduciendo problemas de privacidad entre sus clientes si eso sucediera.

Aparte de las ofertas publicitarias que podrían recibir los usuarios, otra de las intenciones de Facebook es que los clientes de estos bancos puedan estar al día de sus cuentas y movimientos bancarios a través de la aplicación de Messenger de la red social con la que podrán consultar su saldo, entre otras cosas.

Facebook ha respondido a estas publicaciones de lo que se ha visto como un acercamiento bastante importante al sector financiero, afirmando que estos datos no serían utilizado con fines publicitarios, aunque todavía no ha revelado qué quiere hacer con ellos. Asimismo, Elisabeth Diana, la portavoz de la red social, ha señalado que se trata de conversaciones rutinarias con estas entidades financieras para conocer cómo mejorar las experiencias comerciales de la gente.

La red social se ha visto envuelta en un escándalo sin precedentes al filtrarse los datos de millones de usuarios en lo que se conoce como el escándalo de Cambridge Analytica que ha tenido todo tipo de consecuencias, desde económicas, con la pérdida del valor de sus acciones, hasta de imagen, al quedar desprestigiada la forma de protección de datos de sus usuarios. El propio Zuckerberg ha tenido que comparecer ante el Congreso de Estados Unidos y el Parlamento Europeo para dar explicaciones sobre esta filtración  masiva de datos. En ambas sesiones, Zuckerberg entonó el “mea culpa” y pidió perdón, asegurando también que están trabajando para mejorar el servicio.