La vicepresidenta de Huawei, en libertad condicional tras pagar 7.5 millones de dólares

Meng Wanzhou, cortesía de Wikipedia

10 millones de dólares canadienses de fianza. Eso es lo que ha pagado la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, para poder salir del centro correccional donde estaba pasando estos días después de su arresto por un caso de fraude, ya que supuestamente evitó las sanciones financieras impuestas por Washington contra Irán.

La hija del fundador de esta compañía tecnológica podrá así estar en libertad condicional tras pagar los 7.5 millones de dólares estadounidenses y seguir el proceso de extradición a los Estados Unidos que puede extenderse durante meses o incluso años. Además, deberá cumplir una serie de medidas de seguridad para que no pueda salir del país, como la entrega de su pasaporte.

Meng fue detenida el pasado 1 de diciembre cuando hacía escala en Canadá en un viaje desde Hong Kong a México y puede enfrentarse a penas de hasta 30 años de cárcel por los cargos que se le imputan. Todo eso en el caso de que la extraditen, situación que será decidida en una primera audiencia que tendrá lugar el próximo 6 de febrero. Mientras tanto, Estados Unidos deberá entregar a la justicia canadiense los documentos para la extradición, teniendo hasta 60 días para realizarlo.

El juez que ha dictado la libertad condicional, William Ehrcke, ha indicado en declaraciones a Reuters, que el riesgo de que Meng no se presente al tribunal se reduce a nivel “aceptable” al imponer las medidas de vigilancia propuestas por sus abogados.

Ahora bien, la opinión de la fiscalía discrepa de la de los abogados defensores, como es normal, argumentando que los recursos financieros de Meng pueden facilitar que salga del país, indicando que tanto ella como la vicepresidenta de Huawei han estado evitando pasar por Estados Unidos al saber que estaban siendo investigadas en el país.

Las medidas de vigilancia serán un dispositivo que deberá llevar en el tobillo, permanecer en su domicilio entre las 11 de la noche y las seis de la mañana y dejar entrar, sin aviso a la policía, además de aceptar que una compañía de seguridad privada la vigile todo el día.

Por su parte, Huawei se ha pronunciado sobre la liberación de la ejecutiva en libertad condicional asegurando en un tuit de que “Huawei cumple con todas las leyes y regulaciones aplicables en los países y regiones donde operamos, incluidas las leyes de control y sanción de exportaciones de las Naciones Unidas, Estados Unidos y la Unión Europea”.

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.