Pesquisador Virtual, en Cuba: ¿límite entre lo ético y lo legal?

Cuba tiene una aplicación de autopesquisaje ante síntomas de la COVID-19, pero, aunque ayuda a la detección, también pudiera convertirse en un dolor de cabeza para quienes la usen indebidamente.

La app es desarrollada por Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI), de conjunto con los ministerios de Salud Pública (MINSAP) y de las Comunicaciones (MINCOM). Es un complemento a las pesquisas activas que el MINSAP hace sistemáticamente para detectar casos en la Isla.

En el plano offline, Cuba contempla el delito de propagación de epidemia, pero en el digital, ¿cómo se procede?

Las autoridades cubanas han apelado a la “responsabilidad y honestidad” ante el empleo de Pesquisador Virtual, pues con estos datos un “equipo médico contactará con la persona de inmediato para corroborar la información”, según Guerrillero, periódico provincial de Pinar del Río.

En esa provincia, para el 29 de abril, se visitaban diariamente alrededor del 60 % de las viviendas, pero con la plataforma se “daba la posibilidad de dirigir la pesquisa activa y llegar con inmediatez a donde está el sintomático”, de ahí su enorme relación con la veracidad de los datos.

Sin embargo, en Ciego de Ávila, 30 personas accedieron a Pesquisador Virtual, y ofrecieron datos falsos o dieron información no real, de acuerdo con el diario nacional Juventud Rebelde.

Algo similar ocurrió en Pinar del Río, donde “se han tomado medidas en algunos municipios con quienes refieren sintomatología falsa, por el perjuicio que supone para el personal médico que responsablemente da seguimiento a dicha información y que se toma muy en serio la tarea de salvar vidas frente a esta peligrosa enfermedad”, según Guerrillero.

En la provincia de Granma, el 24 de abril, más de 2.500 granmenses habían accedido según Canal Caribe. Y según, el reporte “muchas personas estaban introduciendo datos erróneos”.

Pero lo que está ocurriendo con la app hace preguntarnos: ¿dónde se encuentran los Términos y Condiciones para emplear dicha plataforma? y ¿Dónde lo referente al Tratamiento de los Datos?

Las explicaciones que se encuentran en la interfaz de la app se limitan a dos cortos párrafos que, al parecer, muchos no leyeron antes de llenar al formulario, uno de los cuales advierte: “El empleo o la utilización de información falsa puede dar lugar a responsabilidad civil, administrativa o penal y a la imposición de las sanciones previstas en las leyes”.

En la entrevista a Juventud Rebelde, el fiscal jefe Karel Roberto Alonso Rodríguez, explicó que cuando “ocurre un hecho de esa naturaleza se debe hacer una depuración y precisar si existió mala intención o fue un uso incorrecto de la aplicación”.

La respuesta se encuentra en el Decreto Ley 370 “que faculta al Ministerio de la Informática y las Comunicaciones para imponer multas muy elevadas por la utilización indebida de las tecnologías de la informática y las comunicaciones (…) Ahora bien, si en la investigación se comprueba que una persona actuó deliberadamente para confundir a las autoridades, el hecho pudiera ser constitutivo de delito y ese ciudadano pudiera ser procesado penalmente”, de acuerdo con el fiscal Karel Roberto.

En cuanto al tratamiento de los datos, “serán usados solo por las direcciones de Salud Pública a nivel municipal, provincial, y el Ministerio, en aras de actuar en el enfrentamiento a la pandemia”, dijo Raydel Montesino Perurena, Vicerrector primero de la UCI, al diario Juventud Rebelde.

La pandemia ha marcado un antes y después en el uso de las leyes, como en otros campos de la vida. En Estados Unidos, Michael Lane Brandin publicó falsamente que había dado positivo por el nuevo coronavirus en la red social Facebook, y según reporte de BBC ese país no es el único donde difundir información falsa en redes sociales sobre el virus puede llevar a un arresto.

Kenia con su Ley de Cibercrimen y Uso Inadecuado de Computación de 2018, que ha multado a ciudadanos como Robert Alai está en libertad bajo fianza y se enfrenta a una potencial condena de 10 años de cárcel por un tuit sobre el virus, de acuerdo con BBC.

En Cuba, comienza a escribirse la historia. Pero lo cierto es que brindar bien tus datos nunca ha sido cosa tan seria como en tiempos de pandemia. Sobre todo para una app que ha sido descargada 214.241 veces, de acuerdo a la tienda cubana de aplicaciones, Apklis.