Desentrañando las ‘tripas’ contables de las grandes tecnológicas

Libro Economía Contable Gay de Liébana
José María Gay de Liébana (centro) acompañado por Roger Domingo, Carlos Puig de Travy, Francisco Gracia y Joan Carles Galcerán, este martes en Madrid. | Fotos: CGE y Alberto Orellana

“España nunca llegará a ser una potencia económica de primer nivel” si no apostamos “decididamente por la I+D“. La frase de José María Gay de Liébana resume el mensaje que puede extraerse de su libro, presentado este martes en Madrid. ‘Revolución, tecnología y nueva economía‘ aborda, como bien indica el subtítulo “todos los secretos contables de Apple, Google, Facebook y Amazon“. Con su análisis el autor ha defendido cómo la solución es hacer de nuestro país un “hábitat confortable” para el talento.

Desde la estrategia para “diferir” impuestos en Irlanda a la gestión de la deuda por parte del entramado GAFA (que se ha vuelto “imprescindible” en nuestras vidas), el autor ha utilizado la disección sus cuentas para explicar también la evolución de la propia contabilidad. Doctor en Ciencias Económicas y Derecho, Gay de Liébana ha desgranado cómo empezó todo en el porqué de la existencia del término ‘potencia económica’. ¿Por qué Estados Unidos es la mayor potencia económica mundial?

Libro Economía Contable Gay de Liébana

“Los adjetivos son reprochables, pero los números están ahí”. Por ejemplo, EE.UU. tiene, según ha citado, 382 Premios Nobel hasta la fecha. Y todos en materias científicas; es decir, de las que “suman” y no se quedan en el corto plazo. “España tiene 7” y sólo dos en una especialidad de ciencia, en medicina.

No es que el país norteamericano sea más grande o tenga más gente, sino que hay indicadores que hablan por sí solos. “¿Cuánto dinero destinan las Big Tech a la innovación? Casi 90.000 millones de dólares en 2019″. Amazon facturó unos 280.000 millones el año pasado, pero ellos dedicó entre el 15 y el 16% a I+D. Mientras, en 2017 España aportó a la investigación y el desarrollo poco más de 14.000 millones, es decir, aproximadamente el 1,2% del PIB . Y la facturación de Jeff Bezos “seguirá creciendo”, ha asegurado, porque “invierte en hacer la vida tal y como la quiere la gente”. Para ello hay que tener un ambiente benévolo para la empresa.

El economista ha defendido que debemos invertir en innovación y hacer que las empresas “se encuentren a gusto”. Y no “perseguirlas” con tasas y trabas administrativas, que sólo las invitan a “emigrar”. Cuando la gente clama en el cielo, ‘es que las tecnológicas apenas pagan impuestos’ o que Amazon ‘se carga al comerciante’, Gay de Liébana responde: “No”. Lo que pasa es que el comerciante compra online en Amazon. “Queremos servicio”, ha señalado. Admite no ver a tanta gente en Decathlon o El Corte Inglés porque queremos que nos lo lleven. “Es lo que las tecnológicas han conseguido”, ha recalcado.

‘Dumping’ irlandés

Sobre la estrategia de no pagar impuestos, o hacerlo mucho menos, el contable ha explicado el denominado dumping fiscal de Irlanda. “Si creen que las tecnológicas pagan menos impuestos les invito a ver en el libro quién contabiliza más gasto en el impuesto de sociedades, si Apple o toda la Bolsa española”, ha argumentado. Como ha detallado a continuación, la clave es diferenciar por un lado el gasto por dicho impuesto sobre los beneficios. Y por otro el “diferirlo” para no pagarlo “como haría cualquier persona normal”.

Más allá del debate sobre que este sistema sea posible, lo que sucede es lo siguiente: EE.UU. reclama a sus empresa un 35% de sus beneficios obtenidos fuera del país en concepto de impuesto de sociedades. Las Big Tech reorientan ese gasto por el impuesto en modo diferido en Irlanda, donde se reclama un 15%, con el consiguiente ahorro. Pero no se trata sólo de tributar menos, sino de “dar facilidades operativas”, ha matizado.

No en vano, España “aprieta” en el impuesto de sociedades pero recauda el 2,4% del PIB. Irlanda recoge el 3,2%. “No es un problema de tipos, sino de empresas base que tributan”, ha aclarado. Para Gay de Liébana, a las trabas administrativas en España hay que sumar el paro, especialmente el juvenil, y la escasa evolución del IBEX 35 no financiero en los últimos años, donde los grandes protagonistas siguen siendo los mismos.

Balances con mucho  ‘ca$h’

El también miembro de honor del Rea Auditores del Consejo General de Economistas de España ha señalado cómo el efectivo ha ganado peso en la evolución de la contabilidad. Se ha pasado de cuentas de resultados con mucho inmovilizado material, stock, muchos clientes, poca liquidez y más o menos deuda, a modelos como el de Apple. La firma de Steve Jobs tiene actualmente un 72% de los activos como dinero “contante y sonante”, ha señalado el economista. Ese es el secreto: Unos 270 mil millones “en cash”.

Tal cantidad de liquidez permite repartir dividendos por valor de 86.000 millones, una cifra que todas las bolsas europeas “desde los momentos de las impunables” no han repartido “ni por asomo”, ha espetado. En opinión del Doctor todo eso hace incomparable el salario, la renta… y la propia economía española con la americana.

Gay de Liébana ha sido muy crítico con la “industria política” a la que responsabiliza de su manera de gestionar el dinero para la inversión y no facilitar el entramado empresarial. “No hemos prosperado por culpa de una grasienta y oronda clase política” que, ha puntualizado, no conoce el fracaso como los líderes de las grandes tecnológicas y el propio Donald Trump o su equipo de gobierno.

Libro Economía Contable Gay de LiébanaDe modo que, aunque en España “hay talento”, debemos preguntarnos si podemos seguir con los mismos modelos empresariales o si realmente vemos que el mundo está cambiando. Quizás el problema no sea sólo de España, pero “¿estamos buscando el siguiente Amazon -como en EE.UU.- o sólo le ponemos trabas al próximo que venga?”, ha planteado el autor. Según ha instado, hay que “sensibilizar” a quienes dirigen el país, o acabaremos en la “mediocridad” y adelantados por países como Bangladesh.

El profesor titular de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad de Barcelona ha expuesto cómo la escuela de su generación ha permitido que hoy los contables sean “economistas de cierta importancia”. En esencia, ha dicho, el libro es una síntesis de lo que enseña a sus alumnos. Una labor que lleva desempeñando desde hace 40 años con un estilo “atípico”, ha admitido, centrándose en “fusiones raras” y otras investigaciones.

En su actividad como docente, Gay de Liébana ha agradecido, entre otros, el papel del CEF.- Centro de Estudios Financieros, por la publicación de los ejercicios para la inspección de Hacienda o del Cuerpo de Interventores. En concreto ha expresado su gratitud al presidente de Honor, Roque de las Heras, presente junto a la presidenta de la Universidad a Distancia de Madrid, UDIMA, Arancha de las Heras.

El CEF.- centro de Estudios Financieros es la escuela de negocios propietaria de Todostartups, y ofrece el Máster en Dirección y Gestión Contable y el Máster en Dirección Económico-Financiera.